El Ayuntamiento de Cabanillas del Campo sacará a licitación a lo largo de este martes 6 de noviembre la construcción del nuevo parque familiar que se va a habilitar en la localidad, y que estará ubicado en los nuevos desarrollos del municipio, junto a la calle Carretera de Marchamalo. La construcción de este parque tiene un presupuesto inicial de 1.150.000 euros, aunque la cantidad podría verse reducida durante la licitación, en función de las ofertas recibidas. La previsión es que las obras comiencen antes de fin de año y se culminen en el primer semestre de 2019.

Sale a licitación la construcción del nuevo parque familiar de Cabanillas en los nuevos desarrollos
El Pleno del Ayuntamiento aprueba el gasto plurianual para sufragar la obra, un parque de 40.000 metros cuadrados junto a la Carretera de Marchamalo, con un presupuesto de algo más de un millón de euros

El futuro parque familiar de Cabanillas será una zona verde de 40.000 metros cuadrados, ubicada en la parcela SGV2 del término municipal. Será una gran superficie arbolada, “un auténtico pulmón verde para el municipio”, según el alcalde, José García Salinas. Contará con elementos de ocio como pistas deportivas, juegos infantiles, un parque de “skate”, una pequeña zona escénica, zona de bar-terraza para hostelería y un bonito lago central con una fuente ornamental.

El Pleno del Ayuntamiento ha dado precisamente este martes el paso definitivo para iniciar la obra, una vez culminados todos los trámites burocráticos de elaboración del proyecto y los pliegos técnicos y administrativos. En concreto se ha aprobado una “modificación de porcentajes del gasto plurianual”, de modo que se establece que el proyecto se abonará entre lo que queda de 2018 y el próximo ejercicio 2019, a razón de 471.000 euros este año, y 678.000 en la siguiente anualidad. La propuesta del Equipo de Gobierno ha salido adelante con el apoyo de los grupos PSOE, IU y Vecinos por Cabanillas, y la oposición del Grupo Popular.

El PP ha justificado su voto en contra en sus dudas de que se pueda ejecutar el gasto previsto en este ejercicio en los dos meses que restan de 2018, así como en otros reparos legales, como la ausencia de una partida presupuestaria que refleje los costes de mantenimiento que tendrá la instalación, o el hecho de que el Presupuesto de este ejercicio no contemple una reserva del 10% para asumir sobrecostes. El alcalde ha contestado a estas críticas señalando que, tanto el mantenimiento como el porcentaje de reserva, no tienen por qué reflejarse en el Presupuesto de 2018, porque el parque no será recepcionado hasta el año siguiente. Asimismo ha manifestado que, con toda seguridad, las obras sí comenzarán en este año. Al tiempo ha recordado que el proyecto cuenta con todos los informes favorables de los técnicos habilitados nacionales, que son los encargados de velar por la legalidad de los trámites, por lo que ha rechazado de plano las críticas de la oposición. “No hay ningún reparo ni informe negativo, están todos los documentos en regla, avalados por los habilitados nacionales, y sus dudas no tienen sentido, porque la realidad es que todo es favorable”, ha señalado García Salinas.

Modificación de crédito y Cuenta General

Por otro lado, el Pleno también ha aprobado otras cuestiones de índole económica. Así, ha salido adelante una modificación de crédito de 245.000 euros al Presupuesto vigente, para hacer frente a gastos inesperados, especialmente en la factura de consumo de gas y el consumo eléctrico, así como para financiar actividades socioculturales. La modificación ha salido adelante con los votos de PSOE, IU y Vecinos por Cabanillas, y el voto en contra del PP, grupo que argumentó que se refleja un “mal cálculo” del Presupuesto inicialmente aprobado. El alcalde ha recordado a los populares que, como ocurre siempre, un presupuesto es una estimación, sujeta a variaciones, y que esta es la décima modificación que se realiza al del presente ejercicio, cuando en el pasado mandato hubo años en los que se llegó hasta 15 modificaciones. “Ha habido un incremento considerable del precio de la energía, que además se nos ha encarecido mucho desde que la Ley nos obliga a sacarla a concurso a través de la central de contratación. Eso se suma a que se han abierto nuevos sectores, con la llegada de nuevos vecinos, y hay que iluminarlos”, señalaba García Salinas, quien no obstante ha recordado que el Ayuntamiento goza de muy buena salud económica, con superávit, práctica eliminación de deuda bancaria, y cumpliendo los plazos legales de pago a proveedores.

Finalmente, el Pleno también ha aprobado el cierre y liquidación del Presupuesto del año anterior, con la aprobación de la “Cuenta General”, un mero trámite burocrático que es de obligado cumplimiento. Cabe recordar que el pasado ejercicio 2017 se cerró con un superávit de 2 millones de euros. La Cuenta ha salido adelante con los votos de PSOE, IU y VxC, y la oposición del PP.