La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, María Roldán, ha manifestado hoy que Page da por finalizada la legislatura que, según ha explicado, se puede resumir en una subida de impuestos para los castellano-manchegos y más cargos para PSOE y Podemos.

Roldán también cree que Page da por finalizada la legislatura, que se resume en subida de impuestos y más cargos para PSOE y Podemos
• Denuncia que somos la segunda región con más deuda y más déficit, además de la segunda comunidad donde los pacientes más tienen que esperar para ser operados

Así se ha pronunciado Roldán, en rueda de prensa, donde ha denunciado la actitud bochornosa de Page, que se ha dedicado a realizar anuncios incumplidos y a vender humo, en lugar de solucionar los problemas de los castellano-manchegos.

De este modo, la parlamentaria ha puesto como ejemplo que Page dijo que nunca pactaría con Podemos, pero lo cierto es que lo hizo y además los metió en su Gobierno. Esto, a juicio de la parlamentaria, está teniendo consecuencias nefastas para nuestra tierra.

Así, ha lamentado que, con Page y Podemos, somos la segunda región con más deuda y más déficit, además de la segunda comunidad donde los pacientes más tienen que esperar para ser operados. Además, -ha continuado-, con Page se incrementa el abandono escolar temprano que repercute en la calidad de la Educación.

Según María Roldán, Page ha engañado a todo el mundo: a los empleados públicos, a los profesionales sanitarios, a profesores, jóvenes, agricultores, o emprendedores.

Asimismo, se ha referido a la noticia que hemos conocido hoy de que el Gobierno acepta sanear con el FLA toda la deuda a corto plazo de la Generalitat y ha preguntado qué opina Page de esta decisión, así como del modelo de financiación del PSOE que tanto criticaba, pero que ahora permanece sumiso ante las cesiones de Sánchez y sus pactos con los independentistas.

Con todo, Roldán ha denunciado que en Castilla-La Mancha tenemos un presidente de anuncios vacíos, centrado en permanecer en el sillón y en colocar a los suyos, en lugar de en resolver los problemas de los castellano-manchegos, ha concluido.