Contratos ilegales,  impagos, abuso de contratos de jóvenes en prácticas, despidos improcedentes, presiones a los trabajadores, ambulancias en mal estado en las que los pacientes viajan hacinados… Éstas son algunas de las lamentables condiciones en las que se está llevando a cabo el transporte sanitario en Castilla-La Mancha, según viene denunciando desde hace tiempo el Partido Popular, que una vez más y ante la gravedad de lo que está sucediendo, ha llevado el tema a las Cortes regionales para intentar aclarar qué está pasando con este servicio en las provincias de Guadalajara, Albacete y Ciudad Real, donde el transporte sanitario presenta múltiples carencias.

Robisco exige a Page explicaciones sobre irregularidades e incumplimientos que rodean los contratos del transporte sanitario
Ante los problemas detectados en las provincias de Guadalajara, Albacete y Ciudad Real, quieren saber si, un año después de la firma del contrato, el Gobierno regional ha logrado hacer cumplir las condiciones de los contratos

Ante la falta de respuestas, hoy el Grupo Parlamentario Popular ha pedido de nuevo explicaciones en el Parlamento sobre los pormenores de un servicio que es de vital importancia para los castellano-manchegos, y que se está prestando de manera “muy deficiente en varias provincias, con los trabajadores suportando condiciones indignas”.

¿Un año después de la firma del contrato, el Gobierno regional ha logrado hacer cumplir las condiciones de los contratos? Es la pregunta que el portavoz adjunto del PP Lorenzo Robisco, ha formulado ante el Pleno, al que también han acudido algunos trabajadores del transporte sanitario, pero en el que ‘ha echado en falta’ la presencia de algunos ellos, “a los que ‘han puesto en la calle’ por discrepar, como ocurre en los regímenes comunistas”, ha lamentado el diputado popular.

Robisco ha asegurado que, un año después de la firma del contrato de adjudicación, la situación sigue igual de mal y el servicio presenta múltiples deficiencias e irregularidades que afecta a las provincias de Guadalajara, Albacete y Ciudad Real. “Es un contrato en fraude de Ley, conocido y consentido por Page, que es el máximo responsable de este desaguisado y que está mirando para otro lado ante un problema que afecta a miles de pacientes y decenas de trabajadores que trabajan en condiciones indignas y son ‘perseguidos’ si se les ocurre protestar”, ha lamentado el parlamentario del PP, reprochando al jefe del Ejecutivo regional su pasividad ante una situación que se hace insostenible.

Tras el Pleno de las Cortes regionales, Robisco –que ya preguntó hace un mes por los problemas del transporte sanitario-, ha insistido en que el Ejecutivo regional está ocultando información de forma premeditada, habiendo suprimido datos clave de los informes que su día solicitó el Partido Popular en relación con este servicio, tratando así de ‘tapar’ incumplimientos de la empresa adjudicataria.

Una vez más, el PP pone la lupa sobre contrato del transporte sanitario en Castilla-La Mancha y duda de su legalidad, teniendo en cuenta las graves deficiencias que presenta el servicio desde que el Gobierno de Page lo adjudicó hace ya casi un año y medio. Un contrato de servicio “raquítico, con contratos en formación y en prácticas que no cumplen la legalidad”, según ha denunciado Robisco en varias ocasiones, que ha convertido el transporte sanitario en un “auténtico caos, al que hay que poner fin cuanto antes”.

Teniendo en cuenta las serias deficiencias del transporte sanitario en tres provincias de esta región, los populares se preguntan ¿cómo puede consentir Page que los enfermos, miles de castellano-manchegos, viajen en las ambulancias en condiciones tercermundistas, en vehículos viejos, con todo tipo de carencias y que no superan ni de lejos la ITV?; y ¿cómo puede permitir Page que los trabajadores del servicio sufran amenazas y sean despedidos por decir en voz alta lo que está ocurriendo?