Pitada a pie de obra

Ayer, 26 de agosto, Quintanar del Rey plantó cara a la macrogranja que amenaza nuestro futuro con una histórica manifestación al grito de #NoALaMacrogranja y #LaVamosAPararQDR porque con el agua, la vida y el futuro de los pueblos no se juega. La paramos o la paramos.

La manifestación comenzó en la emblemática escultura de “la mujer quintanareña”, de ahí y en vehículo (coches y también bicicletas) partieron 3 grupos para encontrarse en la parcela donde se está construyendo está instalación de ganadería industrial. Una vez allí, y a pesar del calor, las mascarillas y la distancia, las protestas se oyeron fuerte y claro.  En nombre de la plataforma, y en el de todos los ciudadanos que se sienten parte, felicitar a todos los manifestantes por el comportamiento y la responsabilidad que tuvieron en la manifestación de ayer.

Este proyecto se localiza en el término de Villanueva de la Jara, pero a tan solo 3 km de Quintanar del Rey y al lado (350 metros) del pozo de agua potable del municipio. Obtuvo la aprobación ambiental en diciembre de 2016, pero no se cumplieron todos los requisitos de dicho procedimiento, incluso diríamos que “cojea” en algún punto si nadie se dio cuenta de que había un pozo, al no ser consultado uno de los mayores afectados, el municipio de Quintanar del Rey.

Nos genera una preocupación más que razonable, que una evaluación ambiental haya sido positiva cuando obvia y no analiza el impacto en una infraestructura tan “frágil” e “importante” como el pozo de agua de un pueblo de cerca de 8000 habitantes y qué o no sabe o no le importa la presencia de aves vulnerables y por tanto tampoco analiza el efecto sobre ellas.

Nos preguntamos si los futuros controles que el proyecto y la Junta describen, (actualmente la consejería de desarrollo sostenible o órgano ambiental), serán tan negligentes como los estudios previos. Y con lo que nos dicen otros pueblos que ya la tienen, sabemos que no se harán bien o directamente no se harán.

La plataforma seguirá intentando recabar información del proyecto, apoyando y dando voz al pueblo de Quintanar del Rey y a los vecinos de otros pueblos -que demandan a las instituciones competentes que velen por su salud y por su futuro y por el de toda la región- y analizando las posibles vías sociales y legales para pararla.

 
Comparte esta noticia: