Quema controlada de maleza en el entorno de la ciudad medieval de Moya para contribuir a preservar su patrimonio
• Un total de 25 efectivos de Geacam se desplazaban el pasado lunes a este emblemático lugar para, al igual que se hace en otros entornos de la provincia, eliminar riesgos si se produjera un posible incendio que dañaría unos monumentos de valor incalculable

El pasado lunes, 31 de agosto, alrededor de 25 efectivos de la empresa pública Geacam se desplazaban a la ciudad medieval de Moya para llevar a cabo una quema controlada de maleza y arbustos en el entorno de esta joya histórica de la provincia de Cuenca. El alcalde del municipio, Fernando Igual, llevaba ya tiempo preocupado por las consecuencias que un posible incendio podría tener para los edificios históricos e iniciaba, el pasado mes, la tramitación de todos los permisos pertinentes ante la Junta de Comunidades, en concreto Patrimonio y Medioambiente, para que esta acción se pudiera llevar a cabo, “no sólo con todas las garantías necesarias, vigilada en todo momento por profesionales, sino enfocada a prevenir las consecuencias nefastas que un fuego podría ocasionar en esta zona”, explicaba. El primer edil ha querido agradecer de manera especial, “la labor de todos los trabajadores y técnicos que se desplazaron hasta Moya el lunes, porque han contribuido, a conservar este conjunto histórico”, apuntaba. “Necesitamos inversiones, que los monumentos se rehabiliten, pero también es imprescindible que el entorno en el que se encuentran sea seguro y, con esta quema controlada, hemos ayudado a que así sea”, añadía Fernando Igual.

De la profesionalidad y preparación de esta acción preventiva dan cuenta las más de cuatro horas que se emplearon en ella. Nunca en la Ciudad Medieval de Moya se había llevado a cabo una quema de este tipo, “a partir de ahora, hemos acordado que se hará todos los años en el mes de junio. De esta forma reduciremos riesgos” adelantaba Fernando Igual. Está práctica también se lleva a cabo en otros pueblos de la provincia que cuentan con un patrimonio significativo y monumental, como es el caso del municipio de Huete.

Fernando Igual ha querido aprovechar la ocasión para seguir reclamando su ciudad medieval, “como uno de los destinos más bonitos y únicos de Cuenca”, por lo que anima tanto a los conquenses como a los turistas de fuera de la provincia a que “la visiten y paseen por sus históricas calles”. El alcalde ha precisado que debido a la crisis sanitaria en la que nos encontramos en la actualidad, los edificios que habitualmente estaban abiertos al público se encuentran cerrados, lo que no merma en absoluto, “el poder disfrutar de su exterior, de los establecimientos hosteleros que tenemos en la zona y de unas vistas extraordinarias, además del oxígeno puro y limpio que siempre ha caracterizado a nuestra comarca”, añadía el alcalde.

Para concluir, el alcalde ha recordado que tiene pendiente la inauguración del Auditorio, en el que se ha convertido la iglesia del Convento de Concepcionistas de Moya, prevista para estos meses, acto que no se ha podido llevar a cabo por la pandemia. La rehabilitación de monumentos de la Ciudad Medieval de Moya ha sido especialmente activa durante estos últimos años debido a varias inversiones realizadas por la Diputación Provincial que presidía el popular Benjamín Prieto, como la rehabilitación de la antigua iglesia de La Trinidad, recuperada para alojamiento turístico o a la consolidación de la iglesia de San Bartolomé destinada a convertirse en Centro de Recepción de Turistas, “tenemos que seguir en estas dos líneas, la de que las administraciones inviertan en nuestro patrimonio, como garante de creación de empleo y de riqueza y en proteger el entorno, en mantenerlo limpio de todo aquello que le pueda dañar y evitar riesgos”, finaliza Fernando Igual.

 
Comparte esta noticia: