Dice Benjamín Prieto que pidamos perdón los socialistas por querer proteger una zona de alto valor ambiental. Pero quien debería pedir perdón es el PP. Y debería hacerlo en Pleno, dirigiéndose a toda la ciudadanía.

Pidan ustedes perdón por engañar a los votantes en la campaña electoral de las elecciones de 2011, cuando su jefa y buena amiga Cospedal nos dijo a todos los castellano-manchegos que el PP rechazaba la instalación de un vertedero nuclear en Castilla-La Mancha, que no lo quería en ninguna de sus provincias ni en ninguno de sus municipios, pero una vez proclamada presidenta de esta región se convirtió junto a usted en los padrinos del cementerio radioactivo en nuestra provincia.

Carmen Torralba
Carmen Torralba

Pidan ustedes perdón por las decenas de millones de euros que gastaron en un proyecto de basurero nuclear sin tener a disposición todos los informes preceptivos ni autorizada la construcción.

Pidan ustedes perdón porque con su buena amiga Cospedal quisieron adjudicar la obra principal del ATC sin contar con el visto bueno del Consejo de Seguridad Nuclear.

Pidan ustedes perdón porque se afanaban en adjudicar dinero público para agilizar una construcción que contaba hasta con tres informes de la Confederación Hidrográfica del Guadiana que impedían que el proyecto del cementerio radioactivo fuese viable.

Pidan ustedes perdón porque en su afán de gastar el dinero público hicieron caso omiso a los informes técnicos que alertaban del enorme riesgo geológico que existe en Villar de Cañas y la no idoneidad de los terrenos.

Pidan ustedes perdón porque gastaron y gastaron fondos públicos sin tener información sobre los riesgos radiactivos.

Pidan ustedes perdón a los 216 municipios españoles a los que iban a poner en riesgo por el transporte de más de 6.700 toneladas de residuos radiactivos que iban a pasar por sus poblaciones. Claro que ahí su jefe Núñez fue más listo y nos dijo siendo alcalde que por su pueblo no iba a pasar la basura radiactiva.

Pidan ustedes perdón porque aprobaron el Plan de Ordenación Municipal de Villar de Cañas, con nocturnidad y alevosía, en tiempo de descuento, cuando ya se marchaba su jefa de la Presidencia de Castilla-La Mancha.

Un planeamiento urbanístico que en noviembre de 2015 declaró nulo el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha porque incumplía la norma de aguas, la legislación urbanística y la normativa de seguridad nuclear. Casi nada.

Pidan ustedes perdón, sr. Prieto, y den muchas explicaciones sobre el dinero que dilapidaron y dónde fue. Yo no tengo ningún familiar trabajando, ni que haya trabajado, en ningún proyecto ambiental ni de basura nuclear. ¿Puede usted decir lo mismo?

El Gobierno regional lo que ha querido siempre es proteger un espacio con gran valor ambiental. Un espacio que había que proteger por la avifauna y la vegetación que es única. Pero se acata la sentencia.

Sr. Prieto, terrorismo es empeñarse en sacar adelante un proyecto sin garantías para la seguridad de los ciudadanos. Quizá su único interés venía por asuntos que nada tienen que ver con la basura radioactiva… Espero que un día los conquenses conozcamos si había basura en este proyecto y no precisamente radiactiva.

Sea valiente y no obligue a un alcalde a decirle terrorista a un consejero del Gobierno de Castilla-La Mancha. Hágalo usted mismo. Ya entiendo por qué están hartos de sus formas alcaldes y concejales de su partido. Como ellos dicen, le quedan a usted los días contados como presidente del PP. Ya no soportan ni en su partido sus formas de envenenar la política.

 

Opinión de Carmen Torralba Valiente, secretaria de Desarrollo Sostenible del PSOE de Castilla-La Mancha

 
Comparte esta noticia: