Pueblos Vivos de Cuenca prepara su segunda gran manifestación por la defensa de sus recursos naturalesLa plataforma ciudadana Pueblos Vivos Cuenca, formada por más de una veintena de plataformas locales y ecologistas en acción de Cuenca, se reunió el pasado domingo 27 de octubre, para organizar su segunda manifestación en la capital conquista. Se celebrará el 17 de noviembre y bajo el lema “A cada macrogranja le llega su San Martín”. Partirá a las 12 horas desde la estación de ADIF hasta la Plaza España, donde se puede leer un manifiesto.

Pueblos Vivos invita a todos los conquistadores a movilizarse por la defensa de sus recursos naturales y para dejar claro que no se lucha contra la despoblación poniendo macrogranjas.
La plataforma ciudadana, que es importante que los conquenses separan la verdad y que se conozca la gran cantidad de proyectos de ganadería industrial, especialmente avícolas y de porcino, que se han publicado en el DOCM en estos últimos meses, que como viene siendo habitual a pesar de tener múltiples fallos técnicos y de exponer tendencias de cifras de consumo de recursos a la baja, como es el caso del agua, están contactando con el apoyo y protección de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Gobierno central.
A la reunión del domingo acudieron portavoces de las localidades de Cuenca, Villalba de la Sierra, Portilla, Mariana, Mota del Cuervo, Priego, Cañete, San Clemente, Villar de Domingo García y Cardenete, además de Ecologistas en Acción Cuenca, que durante la Jornada abordar en las distintas intervenciones que se llevarán a cabo durante los próximos meses.
Entre ellas se acordó la celebración de un encuentro divulgativo para todos los públicos para concienciar a la población conquistadora, y en particular a la capital, las consecuencias provocadas por este modelo de negocio que se instaló en la provincia, especialmente en pueblos pequeños, y que se anuncian falsamente como fórmula para la lucha contra la despoblación y el desempleo.
En dicho encuentro, se pretende tratar también otros temas como las alternativas a la ganadería y agricultura industrial, o la burbuja de la ganadería industrial y las empresas de distribución de los productos. En este contexto, los pueblos afectados de algún modo por estas macrogranjas, pueden exponer su visión y situación particular, para abordar la conquista de la problemática de casos concretos con el fin de la ciudadanía conozca diversas realidades que la Administración desatiende y rechaza por no respondedor a sus expectativas de expansión de lo que considera un sector estratégico en la región.
Pueblos Vivos sigue soportando los riesgos de puestos de trabajo, especialmente los dedicados al sector turístico y vinculados al mismo, ya que la problemática de los malos olores que provocan los purines que se producen desde las macrogranjas, están recibiendo el rechazo de una buena parte de la población afectada. Además, se pueden poner en riesgo los recursos naturales y el medioambiente debido al elevado consumo de agua que precisan estas grandes granjas y el peligro de contaminación de los acuíferos por nitratos y del aire por las emisiones de amoníaco.

Pueblos Vivos de Cuenca está formado por movimientos vecinales de Serranía Limpia y Viva de Villalba de la Sierra, Priego, Cañete, Mota del Cuervo, Villar de Domingo García, Cardenete, Almendros, Barajas de Melo, San Clemente, Villanueva de la Jara, Pozorrubielos de la Mancha, Carboneras de Guadazaón, Horcajo de Santiago, Portilla, Mariana, Torrejoncillo del Rey, Campillo de Altobuey, Reíllo, Fuentes, Tarancón, Belinchón, Tinajas, Asociación El Ballester y Ecologistas en Acción Cuenca.