La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, reconoce que los dirigentes del PP de la región sólo buscan “dinamitar y romper el acuerdo alcanzado entre el gobierno y las organizaciones agrarias para recomponer la situación de la agricultura ecológica”.

foto-blanca-fernandezPara Fernández, la realidad es otra muy distinta a la que pintan los ‘populares’. Con los hachazos que Cospedal dejó, “sólo se hubiera podido dar ayudas al 30% de los agricultores ecológicos, a un grupo selecto, mientras que el resto se hubiera quedado fuera”.

La diputada socialista lo califica de “auténtica estafa de Cospedal al sector porque sólo un escogido 30% hubiera recibido primas muy altas, pero se hubieran quedado fuera cerca de 4.000”.  Para arreglar el desaguisado que se encontró, el gobierno del presidente García-Page ha pasado de 95 a 230 los millones destinados a este fin.

Gracias a las medidas adoptada por esta consejería, Fernández recuerda  que cerca del 80% ya han recibido las ayudas, y el resto, “podrán hacerlo el próximo año”. Esto contrasta con el hecho de que “Cospedal cuando gobernó no hizo ninguna convocatoria de ayudas y además su consejera del ramo, dijo claramente que ella no creía en la agricultura ecológica”.

En opinión de la portavoz socialista, “el PP sólo quieren alargar esta polémica, continuar con falsedades y medias verdades” porque “el auténtico hachazo a la agricultura ecológica lo dio Cospedal a través del PDR y este gobierno lo ha aumentado a más del doble”.

Para Fernández, el PP actuó con grave irresponsabilidad por “sacar una convocatoria sin fondos en plena campaña electoral” y de eso “la portavoz de agricultura del PP, Lola Merino, se debería arrepentir”.

Por último, la responsable socialista recuerda a los ‘populares’ que si hoy la región es la de mayor peso en producción y en superficie en agricultura ecológica es “porque gobierno socialista apostaron por ella” y en este modelo se están fijan otras comunidades autónomas.