Un equipo de profesionales de Geriatría del Hospital Universitario de Guadalajara ha sido distinguido con un reconocimiento a la mejor comunicación oral en el XVI Congreso de Geriatría de la Sociedad Castellano-Manchega de Geriatría y Gerontología, celebrado recientemente en Talavera de la Reina.

El equipo, compuesto por el jefe de sección de Geriatría, Juan Rodríguez Solís, la enfermera Ana Hurtado y el presidente del comité de Ética, Ángel López Moya, presentó la comunicación ’Cuando la toma de decisiones influye en la calidad de vida del mayor con disfagia: alimentación manual cuidadosa’.

Durante su intervención, defendieron la alimentación cuidadosa por boca como óptima por eficacia, seguridad y satisfacción del mayor con disfagia y “debemos proporcionarla para mantener la dignidad y el confort de la persona”, señalaron.

Estos profesionales mostraron su satisfacción por el reconocimiento a un tema basado en la disfagia (dificultad para tragar), ya que las complicaciones nutricionales y respiratorias que acarrea pueden ser “de tal gravedad que no sólo comprometen su salud sino que ponen en alto riesgo su vida”.

Por ello, plantearon la necesidad de un protocolo de intervención frente a la disfagia y un cambio de actitud que permita tomar decisiones para cada caso, analizando las consecuencias, “y desde el reconocimiento de la dignidad, la diferencia y la autonomía del mayor que nos lleve a personalizar los cuidados y la excelencia profesional”.

Según Hurtado, “la práctica habitual en el mayor con disfagia orofaríngea es proponer medidas generales para una alimentación segura, pero no nos debemos contentar con prescribir de manera general una dieta túrmix espesa y líquidos con espesantes para minimizar los riesgos de aspiración, dado que pueden llevarle a no disfrutar con la comida y a una negativa a la ingesta”. Frente a esto, plantearon “la excelencia en el cuidado, la humanización y el pacto con el mayor, fomentando su autonomía”.

El Congreso de la Sociedad Castellano-Manchega de Geriatría y Gerontología, de carácter anual, se celebraba en el Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, esta vez bajo el lema ‘Problemas éticos en la atención al anciano’.

Durante el mismo se abordaron asuntos como el trasplante y donación de órganos, nutrición e hidratación al final de la vida, decisiones sobre tratamiento sustitutivo en enfermedad renal terminal o sexualidad en el adulto mayor, entre otros temas.