El presidente del Partido Popular de Cuenca, Benjamín Prieto, celebraba estos días una reunión con todos los alcaldes de la provincia que, o bien revalidan sus gobiernos o que, a partir del 15 de junio, asumirán el reto de convertirse en los nuevos regidores de sus municipios. Más de un centenar de ediles acudían a la sede de la formación política para esta primera toma de contacto e ir sentando las bases de una legislatura en la que el principal objetivo de todos ellos será “servir a los pueblos, solucionar los problemas de los vecinos, reivindicar sus necesidades y, de esta manera, contribuir a generar un proyecto de provincia”, manifestaba el dirigente popular.

Prieto pide a los alcaldes del PP que sirvan a sus pueblos y que contribuyan “a generar un proyecto de provincia”
Agradecía la labor de aquellos alcaldes como el de Villarrubio, que llevan casi 40 años al frente de sus municipios, de aquellos otros, como el de Zarza de Tajo, estudiante aún y que tiene la valentía de asumir esta gran responsabilidad, o de quienes, como en el caso de localidades como El Herrumblar, representan a gobiernos del Partido Popular por primera vez en su historia

Prieto quiso, ante todo, agradecer la labor de los alcaldes y concejales. Como ejemplo de este trabajo e implicación con los municipios y la provincia de Cuenca, citaba a José Manuel Tortosa, secretario general provincial, y que ha revalidado una localidad importante, Las Pedroñeras, o a Antonio Flores, alcalde de Villarrubio, con más de 40 años al frente de su municipio. También quiso dar la bienvenida a quienes se incorporan esta legislatura, como Pedro Antonio Belinchón en Zarza de Tajo, joven y comprometido, y también a quienes por primera vez representan a un gobierno del Partido Popular en sus localidades, como en El Herrumblar.

“En este inicio de legislatura todos volvemos a ser nuevos, a poner el cuentakilómetros a cero. Los alcaldes del Partido Popular somos ejemplo de la experiencia, pero también de la renovación, dos virtudes esenciales para formar el equipo que comenzará a trabajar a partir del día 15 de junio”, explicaba el presidente provincial, quien también tuvo palabras de agradecimiento y de aliento para aquellos alcaldes y candidatos que no han conseguido gobernar, “todos ellos han sido fundamentales en este proyecto y van a seguir aportando un trabajo muy importante en sus municipios”.

Benjamín Prieto adelantaba que esta legislatura contará con unas connotaciones muy especiales, “por ello debemos tener unas directrices claras y comunes a todos nosotros desde el primer día. Está claro que desde partidos como el socialista van a tratar de dificultar nuestra gestión. Ya tenemos el ejemplo en el recurso y alegaciones que han presentado contra la inversión superior a 13 millones de euros en más de 70 municipios que hemos aprobado en la Diputación. Yo en estos últimos ocho años he tenido la oportunidad de gestionar esta institución y me ha permitido trabajar codo con codo con muchos de vosotros, y también con alcaldes del partido socialista, y jamás he antepuesto mis decisiones a los intereses generales de los vecinos y de la provincia, todos sois conscientes de ello, aunque algunos, ahora y desde otros partidos, no se atrevan a reconocerlo”. El objetivo, por tanto, explicaba Prieto, es “servir a nuestros pueblos y recuperar las instituciones, todo ello basado en la buena gestión y la confianza. Con el trabajo de todos, lo lograremos”.

“Yo ya os pido que me trasladéis vuestras iniciativas, inquietudes, necesidades, porque nuestra obligación, sobre todo la de las personas que tenemos cargos públicos, es la de defenderlas donde haga falta y también reivindicarlas con un objetivo claro, el de vertebrar y cohesionar la provincia”, señalaba Benjamín Prieto, quien apuntaba la sanidad, educación, infraestructuras, el sector agroalimentario, agroforestal, la ayuda a los emprendedores, la formación y el empleo para jóvenes y la rehabilitación del patrimonio como ejes fundamentales sobre los que los próximos gobiernos socialistas de la Diputación, la Junta y de España deben centrar sus inversiones en la capital y en la provincia de Cuenca, “todo ello encaminado a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y a luchar contra la despoblación”, destacaba Prieto, quien concluía afirmando que “somos el Partido que primero llamó la atención sobre este problema, quien primero planteo medidas ante el reto demográfico y los únicos que creemos en nuestro territorio y en el mundo rural, siempre, no sólo cuando se acercan elecciones”.