Prieto lamenta el retraso en la ejecución del convenio de caminos rurales ante la dejadez y desidia de la Junta
• El presidente de la Diputación ha criticado que el Gobierno regional hiciera oídos sordos durante los dos primeros años de legislatura a las peticiones de la institución provincial para rubricar este convenio y que, cuando finalmente accedió, volviera a retrasarse ante sus pretensiones de invertir solo en una treintena de municipios, a lo que Diputación se opuso hasta conseguir que se llegara a la totalidad de la provincia

El presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, ha valorado de manera negativa que a fecha de hoy solo se hayan concluido 56 de las 242 actuaciones de arreglo de caminos rurales, tal y como se constataba esta semana en la Comisión de Seguimiento del Convenio de Caminos Rurales suscrito entre la Diputación Provincial de Cuenca y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por un importe de 9 millones de euros.

Retraso en la ejecución del acondicionamiento de caminos de tierra que para Prieto tiene un responsable principal, que no es otro que el Gobierno de Castilla-La Mancha. Y es que, según ha recordado, la desidia y dejadez demostradas por el Ejecutivo castellano-manchego durante los dos primeros años de legislatura haciendo oídos sordos a las peticiones de la Diputación de rubricar dicho convenio llevó consigo que no se acometiera hasta la segunda mitad de mandato. Demora que, según ha subrayado, se vio ampliada más aún ante las pretensiones de la Junta de Comunidades de invertir los 9 millones de euros del convenio de caminos en tan solo treinta municipios; algo a lo que Diputación se opuso rotundamente, presentando alegaciones y logrando que finalmente esa inversión llegara a la totalidad de municipios de la provincia.

Así las cosas, no fue hasta agosto del pasado año cuando comenzaran las primeras obras de este convenio bianual, que, por cierto, tal y como ha recordado Prieto, está financiado en un 50 por ciento por la Diputación Provincial de Cuenca, en un 37,5 por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el 8,75 por la Junta de Comunidades y el 3,75 restante por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En este sentido, el presidente ha recalcado la importancia que otorga la Diputación a los caminos como infraestructuras fundamentales para los ciudadanos de nuestra provincia, puesto que no solo dan acceso a explotaciones agrícolas, agropecuarias, forestales, etc., sino que también acercan municipios y a sus gentes. No es de extrañar, por lo tanto, el especial esfuerzo inversor de la Diputación en esta materia durante los últimos ochos años, conscientes, según Prieto, de que son un elemento más para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos del medio rural y, por lo tanto, una herramienta que contribuye al afianzamiento de la población en el territorio, que es, al fin y al cabo, el principal reto de la institución, junto al fomento del desarrollo económico de la provincia.