El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, se desplazaba este sábado por la tarde a la localidad de Huete, inmersa estos días en la Feria y Fiestas en honor de la Virgen de la Merced, con el fin de inaugurar la XVII Feria de Productos Artesanales, que se ha instalado un año más en el claustro del antiguo Monasterio de Jesús y María (El Cristo) hasta este domingo, a las diez y media de la noche.

prietoenferiaartesaniaDurante su intervención, Prieto, que estuvo acompañado del alcalde de Huete, Fernando Romero, llamó la atención sobre la importancia del sector de la artesanía en nuestra provincia, a la vez que destacó su papel de embajador de la marca Cuenca fuera de la geografía provincial. No es de extrañar, tal y como dijo, el serio compromiso de la Diputación con la artesanía, un sector estratégico y complementario al turismo, que también genera empleo y riqueza. Compromiso que se manifiesta, por ejemplo, con la organización de la Feria de la Artesanía de Cuenca, que este año congregó a un centenar de artesanos de una treintena de familias profesionales procedentes de 28 provincias españolas.

Asimismo, quiso remarcar la consolidación de la Feria de Productos Artesanos de Huete, que está a punto de alcanzar la mayoría de edad. Una feria que se ha convertido en cita obligada para muchos artesanos no solo de la provincia, sino también del resto de la comunidad autónoma. No en vano, en esta decimoséptima edición, ha reunido un total de veintiún artesanos procedentes de distintos puntos de Castilla-La Mancha, como, por ejemplo, Mota del Cuervo, Villaconejos de Trabaque, Numancia de la Sagra, Cuenca, etc…

El alcalde optense, por su parte, tuvo palabras de agradecimiento para el presidente de la Diputación por su presencia en esta feria y su apoyo demostrado a la ciudad de Huete, haciendo todo lo posible para la preservación de su vasto patrimonio histórico-artístico.

Inaugurada la feria fue el momento del grupo de folclore y danza ‘La Manchuela baila’, de Campillo de Altobuey, que delitó a los numerosos presentes con una actuación, que se prolongaría en torno a una hora. De esta manera y una vez recorridos todos y cada uno de los expositores de la feria, el presidente de la Diputación procedió a la inauguración de la exposición del fotógrafo local Carlos González, instalada en una sala anexa al Museo de Fotografía.

Allí tuvo la oportunidad de contemplar tanto esta muestra, integrada por una colección de fotografías a color sobre la ciudad de Huete y un grupo de litografías sobre el patrimonio histórico de Huete y Cuenca capital, como otra exposición, también fotográfica, aunque en este caso de Nino Gómez titulada ‘Tarde de toros’, que ya lleva un tiempo abierta al público y que reúne una colección de fotografías en blanco y negro sobre los toros en Huete.

En definitiva, una intensa tarde-noche, donde artesanía, folclore y fotografía se dieron la mano para el disfrute de numerosos personas que se dieron cita en el claustro del antiguo Monasterio de Jesús y María dentro de la Feria y Fiestas de la Virgen de la Merced, que, por cierto, tocan a su fin también este domingo.