Prieto felicita al Club Motorvientos y el Ayuntamiento de Campillos Paravientos  por la organización del Campeonato de España de Enduro
• El presidente de la Diputación se ha desplazado hasta la localidad serrana con el fin de asistir a la ceremonia de entrega de premios de esta edición de esta prueba nacional, en la que han participado más de doscientos pilotos, destacando la relevancia de este tipo de eventos que, a su juicio, redundan en la dinamización de la economía local

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, se ha desplazado este domingo hasta la localidad serrana de Campillos Paravientos con el fin de asistir a la ceremonia de entrega de trofeos tanto del Campeonato Nacional de Enduro como de los Campeonatos Regionales de Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y de la Comunidad de Madrid, que se han disputado este fin de semana y han estado marcadas por la lluvia. Pruebas que han sido organizadas por el Club Motorvientos con la colaboración del Ayuntamiento serrano, la Diputación de Cuenca y las tres federaciones regionales, en las que se han dado cita más de doscientos pilotos venidos de distintos puntos del país.

Cita deportiva que, a juicio de Prieto, ha vuelto a poner un año más sobre el mapa al pequeño municipio de Campillos Paravientos, congregando a miles de aficionados a este deporte, que han podido disfrutar no solo del mejor enduro de España, sino también de un entorno más que envidiable, que bien ha podido servir de ejemplo de la belleza que encierra La Serranía conquense y, por lo tanto, una excelente ventana al singular patrimonio natural de esta zona de la provincia.

No es de extrañar, en consecuencia, que haya querido felicitar, además de los pilotos ganadores, a los organizadores por seguir apostando por este evento deportivo de primer orden, que, sin lugar a dudas, ha contribuido durante este fin de semana a dinamizar la economía no solo del municipio serrano, sino también de la zona. Algo que, a su juicio, debe de servir de ejemplo para otros municipios del medio rural e invitarles a acometer todos los proyectos que sean necesarios para darles visibilidad fuera del territorio, incluyendo, por supuesto, sus recursos; todo ello con el fin de hacerlos más atractivos y un lugar deseable no solo para sus habitantes, sino también para posibles futuros pobladores.