Campillos-Paravientos se ha convertido este fin de semana en capital nacional del enduro. Y es que ha acogido la celebración de la penúltima prueba del Campeonato de España de Enduro 2015, logrando por segundo año consecutivo un éxito rotundo, tanto en organización como en desarrollo. Algo que ha querido reconocer el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, que este domingo se desplazaba hasta la localidad serrana, acompañado del vicepresidente segundo, Julián Huete, para hacer entrega de los trofeos de la prueba.

 
Comparte esta noticia: