El senador del Partido Popular por la provincia de Cuenca, Pedro Jareño, ha subrayado hoy la necesidad de que existan las diputaciones porque “gracias a ellas, además de aportar mayor bienestar a los ciudadanos, se está evitando que haya ciudadanos de segunda y de primera”.Prieto junto a los senadores del PP por Cuenca en el  pleno

Así lo ha asegurado el parlamentario nacional tras aprobarse este martes en el Senado, en su primer pleno de esta legislatura, una moción del Grupo Parlamentario Popular que reivindica el valor de las diputaciones provinciales que ayudan a los municipios a prestar más y mejores servicios a los pequeños municipios y que son fundamentales en la vertebración territorial del Estado español y máxime de provincias como la de Cuenca.

Es por ello, por lo que también ha asistido el presidente de la Diputación de Cuenca y máximo responsable del PP conquense, Benjamín Prieto, quien ha subrayado el papel fundamental que desarrollan al garantizar la prestación integral y adecuada de los servicios, y además porque son imprescindibles para evitar la despoblación.

Según ha explicado Jareño, esta moción se ha presentado a raíz del pacto firmado entre Ciudadanos y PSOE, en el que pedían la supresión de las Diputaciones. Un aspecto que después fue obviado en el Debate de Investidura por Pedro Sánchez porque, en su opinión, “se avergüenza de pedir la supresión de las Diputaciones cuando en su programa electoral se incluía reforzarlas”.

Por ello, el Partido Popular ha querido salir una vez más en defensa de la existencia de las corporaciones provinciales porque, entre otros aspectos,  son imprescindibles para dar cumplimiento al artículo 139 de la Constitución, que garantiza que “todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del estado”.

“Hay millones de españoles que viven en el medio rural y en su mayoría en pequeños pueblos, a los que no se les pueden negar los mismos derechos, oportunidades y obligaciones que al resto de ciudadanos. Sería injusto convertirlos en ciudadanos de segunda división”, afirmaba Jareño.

EL PSOE Y CIUDADANOS, “ATAQUE FRONTAL AL MUNICIPALISMO”

Asimismo, el senador del PP ha lamentado que el PSOE haya preferido anteponer sus intereses partidistas y políticos al interés de los ciudadanos, votando en contra  de la supervivencia y modernización de las diputaciones, lo que a su juicio “supone un ataque frontal al municipalismo, y especialmente a los pequeños y medianos pueblos de Cuenca que se mantienen en gran medida gracias a los servicios y atención que les presta la Diputación provincial”.

Para el Partido Popular de Cuenca, es totalmente incomprensible como el  Partido Socialista, que preside 18 diputaciones, vota en contra cuando en la mayoría de provincias y municipios socialistas se han posicionado a favor de mantener las diputaciones.