Ante el Acuerdo suscrito por el Partido Socialista y Ciudadanos a nivel nacional, y siendo uno de sus  objetivos la supresión de las Diputaciones Provinciales, el Partido Popular de Guadalajara quiere mostrar su total apoyo a la labor y actividad desarrolladas por estas Instituciones, y a los servicios prestados por las mismas a lo largo de sus más de 200 años de existencia, especialmente en provincias como Guadalajara donde la inmensa mayoría de sus municipios son menores de mil habitantes y por tanto dependen fundamentalmente de los servicios que les presta la Diputación Provincial.

Para el partido Popular de Guadalajara, proponer su eliminación como se ha planteado en las últimas semanas supone un ataque frontal al mundo rural y al municipalismo, y especialmente a los pequeños y medianos pueblos de la provincia de Guadalajara y de toda España que se mantienen en gran medida gracias a las diputaciones provinciales, y que con su supresión les llevaría a su más que posible desaparición.

Su labor de coordinación territoriPP Guadalajaraal, de auxilio a los pequeños y medianos municipios, de prestación de servicios de primera necesidad que no podrían proporcionar muchos municipios por sí solos, de impulso de actuaciones complementarias en temas de competencia municipal, de asistencia económica, jurídica, técnica, cultural, social, etc., etc., ha sido fundamental para el mantenimiento de la vida en nuestros pueblos y en el mundo rural.

Unas instituciones formadas, constituidas y consolidadas a lo largo de más de 200 años, financieramente saneadas, que atienden adecuadamente su deuda comercial y que además han reducido en los últimos años su nivel de endeudamiento a niveles del 0,3% del PIB nacional, al contrario que las Comunidades autónomas, que han aumentado su endeudamiento hasta alcanzar más del 23% del PIB. Una clara prueba de su saneada situación financiera es la escasa utilización que estas instituciones hicieron del mecanismo de pago a proveedores.

Por tanto su eliminación no tiene ningún sentido, porque además de que no generaría ningún ahorro, sus funciones, en cualquier caso, tendrían que ser asumidas por otras instituciones de las que no se sabe absolutamente nada y probablemente los servicios que se prestasen no se llevarían a cabo con la celeridad y eficacia con que se realizan en la actualidad.

Igualmente queremos manifestar el reconocimiento hacia la magnífica labor que los trabajadores de las diputaciones han venido realizando durante más de dos siglos, con una dedicación especial y un conocimiento de la realidad provincial y de las necesidades de los pequeños municipios y del mundo rural como en pocas administraciones se percibe, un total de 60.000 personas a quienes se está generando injustamente una inseguridad absolutamente innecesaria.

Por todo ello desde el Partido Popular de Guadalajara reiteramos nuestra defensa de la actividad y trabajo que desarrollan las Diputaciones Provinciales, de los servicios esenciales que realizan en apoyo y ayuda a miles de municipios de España y del mundo rural, y de todas las personas que han trabajado y trabajan para hacer de la Diputación Provincial una Institución que en la provincia de Guadalajara es  imprescindible e irrenunciable, y que si no existiera habría que inventarla.