El Partido Popular de Guadalajara lamenta y denuncia el “cinismo” de Alberto Rojo, delegado de la Junta de Comunidades en Guadalajara, cuando habla del transporte y señala que es “inadmisible que se atreva a criticar la puesta en marcha de un nuevo tren Civis a Madrid cuando tiene abandonado el transporte entre los pueblos y la capital de la provincia”.civisc2

“No se puede consentir que Rojo ponga en tela de juicio la puesta en marcha de un nuevo tren que va a traer beneficios a los guadalajareños porque nos va  a acercar a la capital de España en mucho menos tiempo y que, al mismo tiempo, haga oídos sordos a las demandas de los pueblos que están viendo cómo se les está perjudicando con un transporte que deja mucho que desear” afirman desde el PP.

En el PP de Guadalajara se destaca que si el gobierno de Mariano Rajoy ha sido capaz de acortar el tiempo entre Guadalajara y Madrid “el Gobierno de Page con un sistema de transporte aberrante coloca a pueblos como Pastrana a dos horas de Guadalajara, algo inaudito, cuando lo normal era una hora de viaje”.

Dos horas de Pastrana a Guadalajara

De hecho, varios ayuntamientos del PP han reclamado la mejora de un servicio de transporte “que no funciona como debiera” y que “está causando muchos perjuicios sobre todo a las personas mayores”.

En Pastrana, por ejemplo, son los propios vecinos los que ya han puesto el grito en el cielo y están recogiendo firmas para quejarse por las incomodidades y larga duración del viaje entre su villa y Guadalajara capital. Estas firmas serán adjuntadas a un escrito que está preparando el ayuntamiento pastranero en el que se recogen las quejas de los vecinos.

En este sentido el alcalde de la localidad, Ignacio Ranera, señala que “los vecinos nos dicen que se han cambiado los autobuses y ya no son autobuses sino furgonetas que no están en condiciones. Además, los horarios de salida de Pastrana y llegada a Guadalajara se han cambiado y cada vez hace un recorrido más largo. Tres días en semana hace un recorrido y dos días en semana otro y la gente no sabe a qué atenerse”

Pero lo más grave es que cuando los vecinos de Pastrana, principalmente personas mayores que acuden al médico en el Hospital de Guadalajara, viajan a la capital de la provincia “tienen que hacer transbordo en El Berral o en Tendilla y tienen que estar esperando allí a la intemperie hasta que les recoge el otro autobús. Ha habido días que han estado esperando media hora en esas condiciones. Si antes conseguían llegar a las citas médicas del hospital a las 8 o 8:15 horas ahora hay días que llegan a las 9 de mañana y llegan tarde al médico con lo que el problema se agiganta para esas personas mayores”.

Esta situación también afecta a pueblos como Illana y Albalate. Ignacio Ranera concluye afirmando que “si ya los pueblos tenemos cada vez más complicado el transporte y ahora empeora como lo está haciendo estamos abandonando a los pueblos a su suerte favoreciendo el despoblamiento y los más perjudicados son los mayores que no suelen tener coche y tras dos horas de viaje y media hora a la intemperie llegan tarde al médico”

 
Comparte esta noticia: