Juan José Jiménez Prieto, diputado del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, ha asegurado que el Gobierno de Page “es capaz de engañar y falsear los datos en materia sanitaria para que le cuadren los números de cara a la galería”.

Juan José Jiménez PrietoJiménez Prieto ha recordado que esta situación no se había producido jamás en Castilla-La Mancha ya que los anteriores gestores, lejos de manipular los datos adversos, siempre fueron respetuosos con la realidad pues eran conscientes de que datos como las listas de espera son un reflejo de la calidad de los servicios sanitarios.

El diputado regional ha indicado que las listas de espera que ha facilitado el Gobierno de Page no incluyen a los miles de pacientes que están esperando una cirugía menor, que no se sabe si han sido atendidos o no. También ha destacado que hay muchas agendas que llevan varios meses cerradas donde no entran nuevos pacientes aunque estén esperando a ser atendidos incluso años. Estas dos cuestiones, por ejemplo, ayudan a mejorar los datos que los socialistas ofrecen a la opinión pública con su ya conocida demagogia pero la realidad es que los pacientes no están atendidos.

Otra “artimaña” del Gobierno de Page para manipular las listas de espera son las “descitaciones y las recitaciones”, es decir, que hay que hay pacientes que están citados para una determinada fecha a los que “descitan” y vuelven a citar en varias ocasiones así, pasan los meses sin que se contabilice en ningún momento el total de los días que están esperando.

Juan José Jiménez Prieto ha explicado que el Gobierno de Page también utiliza otro “truco” para intentar cuadrar las cifras y es citar a los pacientes desde los servicios para que no aparezcan en admisión ni en el cómputo de las listas de espera.

Además, y en cuanto a los pacientes que esperan en los tramos más largos, Juan José Jiménez Prieto ha indicado que hay 11.000 pacientes más que en junio de 2015, eso sin hablar de las derivaciones a la sanidad privada, que son “tremendas”.

Asimismo, ha destacado que el compromiso del PSOE de Page era no superar los 60 días de espera en intervenciones quirúrgicas programadas, los 30 días de espera en consultas externas y los 20 en pruebas diagnósticas, pero la situación real es bien distinta pues, pese a que se han manipulado las listas, cada vez hay más pacientes esperando y los tiempos de espera se han incrementado considerablemente.

Cuando los socialistas vieron que, en marzo de 2016, había 30.000 pacientes más en listas de espera que con Cospedal, se les ocurrió sacar de las listas de espera a todos los pacientes que les sobraban aunque no hubieran sido atendidos para que así les cuadraran los números. De esta forma, y tras haber sacado de las listas de espera a miles de pacientes, los representantes del Gobierno de Page salieron diciendo que tenían menos pacientes en listas de espera que Cospedal.

La “sanidad idílica” que venden los socialistas nada tiene que ver con la realidad pues, según el diputado regional, la sanidad de Castilla-La Mancha ha sido valorada recientemente por los usuarios como regular. Además, se ha referido a las denuncias publicadas durante el verano por algunos sindicatos sobre cierres de plantas en algunos hospitales e insuficiencia en la contratación de profesionales.

Juan José Jiménez Prieto se ha preguntado qué sentirá un paciente que lleva años con la angustia de ser atendido cuando ve a Page decir en televisión que la sanidad va muy bien. En su opinión, “al dar datos falsos, Page demuestra que los pacientes, el sistema sanitario y los ciudadanos le importan poco y en todo caso, menos que su imagen”.