Según es costumbre en la villa alcarreña, el jueves lardero o jovelardero, ha dado el pistoletazo de salida al Carnaval de Pareja.

Pareja celebra el Jueves Lardero con sus tradicionales pucheros
Este sábado, habrá fiesta de disfraces, y el miércoles, el entierro de la sardina.

La Olma Nueva, estaba hoy rodeada de niños y mayores, que se acercaron a disfrutar en un caso, y a recordar en otro, la tradición de los pucheros de Pareja. Este año han acudido todos los alumnos y profesores del Centro Rural Agrupado (CRA) Santa Lucía, de las aulas de Alcocer, Budia, Salmerón y Pareja, a los que ha acompañado el concejal parejano, Inocente del Río.

A las diez de la mañana,  Bar Tomás se encargaba de que los presentes entraran en calor con un chocolate con churros. El sol que a lo largo de la mañana llegó a ser de justicia, haciendo que sobrara el abrigo, iluminaba la Plaza Mayor provocando acusados contraste de luces y sombras.

Mientras degustaban la invitación, los operarios municipales, se encargaban de colgar las macetas y botijos que los niños y niñas habían decorado en el colegio, a un lado de la plaza. Los mayores se afanarían luego por romperlos con el garrote. Al otro, flameaban los globos amarillos, que los más pequeños, de Educación Infantil, debían pinchar hasta explotar su interior relleno de harina y legumbres.

“Como pertenecemos a un CRA,  formado por varias secciones, tenemos en cuenta las fiestas tradicionales de cada pueblo para, juntados todos los cursos, potenciarlas, y contribuir así, desde nuestras posibilidades,  a mantener la cultura local. Desde semanas antes, empezamos a decorar macetas y pucheros”, contaba Victoriano Perales, el director. “El de hoy es un día de convivencia de todos los  alumnos, y muchos padres y abuelos que se unen a la fiesta: genial”, añadía José Luis Serrano, profesor.

A las once de la mañana, los niños y niñas, con los ojos tapados,  después de dar tres vueltas sobre sí mismos, y con el palo en la mano, buscaron, primeros los globos, y luego los pucheros, para pincharlos o romperlos. Seguían, para ello, las orientaciones de los mayores que los rodeaban y de sus compañeros. Al terminar la faena, además de los aplausos, todos se llevaron una bolsa de chuches.

En la Plaza Mayor estaba Mariano Alonso, veterano parejano, que se acercó a disfrutar de la mañana. El también fue niño. “Yo le cogí el truco y no dudaba un instante.  Iba corriendo con la vara y lo rompía a la primera. Antes, lo hacíamos con botijos viejos. En algunos solo había agua o harina. En los menos, caramelos. Y al que le tocaba mojarse, se tenía que aguantar”, decía contento de percibir la alegría del momento.

Después de terminar, los niños sortearon el conejo y el gallo desde la balconada del Ayuntamiento, como es costumbre en Pareja, para lo cual habían estado vendiendo tiras en estos días de atrás, con el fin de financiar su merienda. A mediodía, casi con calor, la temperatura invitaba a los parejanos compartir el almuerzo del jueves lardero. No faltó la tortilla  típica, cuyo interior está hecho de chorizo, tocino  y lomo. Y de postre, piñas de miel  y brazo de gitano, “que antes hacían las mujeres, y se iban a comer a un lugar escondido… y nosotros, detrás”, decía Mariano.

Javier del Río, alcalde de pareja, hacía un” reconocimiento a la labor q desarrollan los maestros en el ámbito rural, auténticos transmisores de la cultura y también de las tradiciones de nuestros pueblos”

Para este sábado, queda la fiesta de disfraces, en su versión infantil y de adultos y el baile de carnaval, que amenizará el dúo Solmar. Por último, el miércoles de ceniza, después de la celebración religiosa, tendrá lugar el tradicional Entierro de la Sardina, que igualmente están confeccionando los niños del  CRA. Después, el AMPA del colegio invitará a quienes se acerquen a la plaza a degustar las populares sardinas asadas, acompañadas con vino y limonada, en el Poyo La Fruta.