Durante el presente mes de abril, el Palacio de los Marqueses de Villamejor, conocido popularmente como Palacio de la Cotilla, será el protagonista de la actividad turístico-cultural «Detalle monumental del mes».

El Palacio de La Cotilla.
El Palacio de los Marqueses de Villamejor, «La Cotilla».

Las personas que visiten el  monumento podrán conocer las explicaciones sobre los orígenes de esta singular edificación, sede actual de las Escuelas Municipales de Música, Pintura, Danza y Artes Plásticas y muy valorado y apreciado por albergar su famoso Salón Chino, espacio ricamente decorado con un exquisito papel de arroz en el que se representan escenas de la vida cotidiana en  la lejana China.

El Palacio de la Cotilla es uno de los pocos monumentos de arquitectura civil de los  siglos XVI y XVII que se conservan en Guadalajara. El inmueble fue segunda residencia de los Marqueses de Villamejor, quienes residían en Madrid desde su regreso de Francia en 1860. Ana de Torres e Ignacio de Figueroa y Mendieta adquirieron la propiedad y encargaron su remodelación al arquitecto Manuel Medrano. Quienes se acerquen este mes a este monumento de la ciudad descubrirán los secretos de este matrimonio formado por un rico empresario y una dama del reducido ámbito de los títulos nobiliarios que, sin embargo, atravesaba grandes dificultades económicas. Se repasará su influencia en el ámbito político y social de la época y la trayectoria que siguieron algunos de sus hijos, el más conocido de ellos, Álvaro Figueroa Torres, Conde de Romanones.

 
Comparte esta noticia: