Page reclama una ley de renta mínima en España “que sea redistribuidora” y no perpetúe las diferencias
Emiliano García-Page ha asegurado que su intención es que el nuevo Gobierno de España saque adelante una legislación “que sea la misma” en todo el territorio. En caso contrario, adelanta que el Ejecutivo autonómico “no se quedará atrás” y estudiará alternativas.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reclamado hoy, en Toledo, una ley de renta mínima en España “que sea igual en todo el territorio”, con el objetivo de que sea “redistribuidora” y no cronifique las diferencias sociales.

Así lo ha manifestado esta tarde, en el Museo del Ejército, en Toledo, durante la inauguración del seminario anual de la Red Europea de lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), en la que ha participado también la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo.

El presidente regional ha incidido en la necesidad de que esa legislación sea “la misma para todo el territorio nacional”, ya que “si todos ponemos la renta, las ciudades y regiones pobres hacen más esfuerzo para mantener la vida de sus gentes que quien ya lo tiene”, ha explicado García-Page. A este respecto, el jefe del Ejecutivo autonómico ha añadido que “si establecemos un Salario Mínimo Interprofesional, el mismo para toda España, también la renta mínima debe ser la misma para toda España”, ha justificado.

También sobre este asunto, el presidente de Castilla-La Mancha ha adelantado que, en caso de no “haber voluntad en España”, el Gobierno regional “no se quedará atrás y aportará soluciones” a través del estudio de medidas “que garanticen ese derecho además de una prestación económica”. En este sentido, García-Page ha planteado que explorará soluciones legislativas en materia de vivienda para los más desfavorecidos.

Un foro nacional sobre Bienestar Social

Desde hoy y hasta el viernes, la Red Europea de lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES) reúne a sus 19 delegaciones autonómicas en este foro anual, en Toledo. El objetivo es analizar el presente y el futuro del Estado del Bienestar, profundizando en su modelo de financiación y sostenibilidad, y avanzando en la definición del rol del tercer sector, del que dependen 400.000 personas en Castilla-La Mancha.