El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha apostado hoy por “reafirmar nuestros valores de libertad, democracia y tolerancia política, cultural y religiosa”, ante la barbarie terrorista que nuevamente ha vuelto a golpear a una ciudad europea, dejando una treintena de muertos y más de doscientos heridos.p1aehmb9d43v01t9l1vuv2rghad5

Así lo ha manifestado García-Page tras participar en el minuto de silencio convocado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) como muestra de rechazo y condena a los atentados de Bruselas acontecidos ayer, y que ha tenido lugar en la plaza del Ayuntamiento de Toledo. Un acto al que también han asistido varios miembros del Ejecutivo autonómico, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, numerosas autoridades locales, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, bomberos y varios vecinos de la ciudad, así como turistas.

En opinión del presidente, los autores de los atentados de la capital belga, a quienes ha tachado de “malvados”, podrán hacer daño, “pero nunca pueden ganar la batalla desde el odio”. No obstante, ha vaticinado que “debemos tener una actitud de precaución y reforzar los mecanismos de seguridad”.

Asimismo, ha reiterado que “hoy estamos todos con la capital europea” participando en un “acto de sentimiento”, para reivindicar que somos una sociedad que quiere “vivir en libertad y con valores de pluralismo”. Finalmente, ha animado a todos a que “cada golpe que nos den se transforme en una mayor voluntad para reafirmar nuestros principios”, y se ha mostrado contrario a cualquier muestra de fanatismo u odio “venga de donde venga”.