Entrevista con el Padre Ángel. Mensajeros por la Paz

 

El Padre Ángel, fundador de Mensajeros por la Paz, como no pudo asistir al acto celebrado el pasado 30 de Septiembre en el que se inauguró el mosaico homenaje a todas las víctimas de la violencia de género, ha visitado Jábaga en donde ha recibido el Reconocimiento que el Ayuntamiento de Fuentenava de Jábaga acordó en sesión plenaria.

El padre Ángel García, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, escuchó palabras del alcalde de Fuentenava de Jábaga, José Luis Chamón, quien anunció que “sí se celebrará el primer Memorial de las Victimas contra la violencia machista y en memoria de los niños que ya apoya el Gobierno de España y al que se ha sumado, ya, el Ayuntamiento de Cuenca”. Después, hizo uso de la palabra María Chamón, madre de Laura del Hoyo que se congratulaba por la visita del padre Ángel a su pueblo al tiempo que lamentaba el dolor por la pérdida de un hijo: ojalá que algún día encontremos esa hermosa palabra de tres letras: PAZ, porque solo sabemos del dolor y la desolación causada ante tanta maldad. Lo sabemos los que tenemos que vivir día tras día con la pérdida de una hija”.

Por último, antes de firmar en el Libro de Honor, el padre Ángel comenzó recordando palabras del papa Francisco. “Dice el papa Francisco que no nos acostemos sin esas palabras mágicas: perdón, te quiero y gracias. Por eso, gracias a vosotros porque uno se siente acogido en un Ayuntamiento que es, como nuestra iglesia, la casa de todos”. El padre Ángel recordó cómo oficiaba una misa en memoria de Alicia, la mujer de 65 años que se suicidó en Madrid cuando iban a echarla de su casa. “Celebramos una misa en San Antón por Alicia, que se había suicidado cuando unos agentes mandados por mandatarios la desahuciaban y se tiró. Mi sorpresa es que no tenía nada, pero iba a nuestra iglesia a llevar ropa y comida. No tenía para pagar y, sin embargo, sus gestos eran solidarios.