La vicesecretaria del PSOE de Toledo y diputada nacional, Esther Padilla, ha destacado hoy la repercusión de las medidas económicas de recuperación por la COVID-19 puestas en marcha por los gobiernos socialistas, especialmente por el Gobierno autonómico y por el Gobierno de España.
Padilla destaca la repercusión de las medidas económicas de recuperación por la COVID-19
Subraya los 234.000 trabajadores asalariados de CLM protegidos por ERTE, los 61.500 autónomos beneficiados con una prestación por cese de actividad y las 17.353 empresas favorecidas con créditos ICO.

En rueda de prensa en el Parlamento autonómico, Padilla se ha referido a los 234.000 trabajadores asalariados de Castilla-La Mancha que han sido protegidos por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), a los 61.500 autónomos beneficiados con una prestación por cese de actividad y a las 17.353 empresas de la región favorecidas con los créditos ICO (Instituto de Crédito Oficial).

Ha incidido en que, desde los gobiernos, ayuntamientos, diputaciones, el Gobierno autonómico y el Gobierno de España “siguen trabajando, adoptando medidas tanto de carácter sanitario como de carácter social y también medidas económicas que palien los efectos que el COVID ha producido en nuestra sociedad y que impactan, directamente, en la vida de las personas”.
En este sentido, ha subrayado que 234.000 trabajadores han estado protegidos y están percibiendo algún tipo de prestación social, sea por ERTE o por desempleo, con un total de 196 millones de euros.
En cuanto a los autónomos, 64.210 solicitaron la prestación por cese de actividad, ha indicado, de los que 61.500 se aprobaron favorablemente y han recibido un total de 41 millones de euros por parte del Gobierno de España.
A ello, ha añadido Padilla, “hay que sumarle las medidas adoptadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha que, sin duda, han sido un complemento fundamental en esta comunidad autónoma”, y ha hecho alusión a las ayudas de hasta 3.000 euros para más de 44.000 autónomos.
Sobre los créditos ICO, ha señalado que en Castilla-La Mancha se han concedido 24.000 préstamos, de los que se han beneficiado 17.353 empresas con un importe total de 1.726 millones de euros, lo que ha considerado como “un pulmón” para pequeñas y medianas empresas de la región para poder continuar con garantías su reapertura tras el parón de la pandemia.
Con todo, la diputada socialista ha considerado estas ayudas como “un ejemplo importante de que las medidas tienen repercusión, que las medidas afectan y que, sin duda alguna, se consigue lo que se pretende cuando se diseñan, que es ayudar en un momento de crisis excepcional como el que estamos viviendo”.
 
Comparte esta noticia: