Paco Núñez ofrece futuro a los jóvenes de las zonas rurales amenazadas por la despoblación
Román García Valenciano. Secretario Documentación NNGG CLM Concejal en Illana (Guadalajara)

Hoy más que nunca, los jóvenes de Castilla-La Mancha necesitamos ver cómo nuestras demandas educativas, laborales y sociales son tenidas en cuenta por el gobierno de nuestra región, cuestión que en la actualidad comprobamos que no se está produciendo. En oposición a ello, Paco Núñez nos plantea la posibilidad de revertir la situación y darnos a los jóvenes el protagonismo que demandamos. 

 Los jóvenes que nos encontramos ante la opción de estudiar una carrera universitaria o cualquier otra opción tras la educación secundaria, necesitamos certidumbre y la tranquilidad de contar con centros educativos de calidad y con opciones convenientes. Además de ello, una vez terminados nuestros estudios, necesitamos oportunidades para obtener un primer empleo dentro de nuestro entorno y la capacidad de un desarrollo profesional de manera progresiva, acorde a nuestra formación y aspiraciones. Asimismo, necesitamos un acceso suficiente y adecuado a la vivienda y apoyo en la creación de una familia.

 Como concejal de Illana, un pequeño pueblo del sur de la Alcarria, veo cómo los jóvenes tenemos que encaminarnos a un éxodo silencioso hacia las capitales en busca de oportunidades profesionales, pese al deseo de desarrollar una vida laboral en el medio rural. Es indispensable que el planteamiento de soluciones para paliar el problema de la despoblación del medio rural sea la primera preocupación del Gobierno de Castilla-La Mancha, y para ello, medidas que permitan a los jóvenes encontrar y mantener un empleo en los pueblos pequeños y medianos es esencial. Para ello, Paco Núñez ofrece futuro a los jóvenes de las zonas rurales amenazadas por la despoblación.

 En este sentido, el apoyo al sector primario es esencial. Es necesaria una apuesta firme por el fomento de la incorporación de jóvenes a la actividad agrícola y ganadera, donde existan ayudas reales y suficientes, y éstas lleguen en tiempo y forma a sus destinatarios. El relevo generacional en las tareas del campo como actividad profesional no es sólo una oportunidad de empleo para miles de jóvenes, sino que además es la única opción para el principal motor de la actividad económica de nuestra región. Estoy plenamente convencido de que Paco Núñez no dejará tirado al campo de Castilla-La Mancha en ninguno de sus aspectos, mucho menos a los jóvenes que necesitan y quieren dedicarse a la noble labor que han heredado de sus padres.

 En definitiva, veo en Paco Núñez la certeza de alguien que conoce los problemas y preocupaciones de los jóvenes de Castilla-La Mancha y durante muchos años se ha dedicado a favorecer soluciones para ellos. Veo el compromiso de alguien que ha decidido dedicarse persistentemente al servicio público y que ha sido certero en la aplicación de sus políticas allí donde ha tenido responsabilidades de gobierno. Veo un Presidente para Castilla-La Mancha que lleva nuestras necesidades en la cabeza y tiene la firme determinación de ocuparse de ellas, contando para ello con nosotros. Veo un líder junto con el que los jóvenes vamos a ser protagonistas de las decisiones de gobierno.