El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha propuesto esta noche un proyecto de ilusión que mejore la región y la lleve a un futuro de oportunidades, empleo y bienestar en el que tengan cabida todos los castellanomanchegos.

Núñez propone un proyecto de ilusión para llevar la región hacia un futuro de oportunidades, empleo y bienestar en el que tengan cabida todos los castellanomanchegos
El presidente del PP de Castilla-La Mancha anima a pasar página del Gobierno de Page, “el de la dejadez, el que no ha cumplido lo que prometió”

Así lo ha dicho esta noche durante la tradicional pegada de carteles de inicio de campaña en Toledo, en la que ha participado junto a la candidata a la alcaldía de la ciudad, Claudia Alonso. “Estamos ante el inicio de un sueño, que es el de ganar las elecciones junto a los castellanomanchegos y demostrar que otra región es posible”, ha dicho.

Y es que, ha señalado, “ha llegado el momento de pasar página del Gobierno de la dejadez, de dejar atrás un gobierno que no ha cumplido lo que prometió, y de decirle al Gobierno de izquierdas que son parte de la historia y ahora toca mirar al futuro”.

Un futuro, que ha avanzado, “será transformar Castilla-La Mancha para convertirla en una comunidad de oportunidades, empleo y bienestar” porque “no nos resignamos con ser la segunda región con peor ratio de listas de espera, en la que se suben los impuestos, en la que los jóvenes tienen que irse por falta de oportunidades, en la que se generan problemas a aquellos que quieren montar un negocio e invertir y en la que agricultura no se cuida de la agricultura”.

“Aquí hay una opción de Gobierno en la que cogen todos los castellanomanchegos, sean de izquierdas, de derechas o de centro”, ha asegurado Núñez, porque “somos el partido que quiere ayudarles a mejorar su calidad de vida, que que cree trabaja por una España unida en la que se protejan nuestras tradiciones y nuestra cultura”.

Para ello ha adelantado que va a “trabajar por aquello que nos hace más libres, mejorando nuestra educación, porque las políticas sociales sean protagonistas de la vida diaria del Gobierno, para que la sanidad sea de excelencia y no sea un herramienta arrojadiza como ha pretendido el Gobierno de izquierdas”. Asimismo, ha dicho que en el PP “nos importan nuestros pueblos, ciudades, la gente del mundo rural, nuestros autónomos y lo que genera empleo, riqueza, oportunidades y bienestar”.

Por ello, se ha dirigido “a todos los hombres y mujeres de Castilla-La Mancha” a quien ha dicho “que aquí tienen su casa” y les ha animado a “reilusionarse con un proyecto político nuevo de ilusión y fortaleza en la que queremos aplicar impulso y modernidad, en la que se pueda vivir y formar una familia, donde todos sepan que tienen un Gobierno que les va a defender y va a anteponer los intereses de esta tierra frente a cualquier otro”.

Un Gobierno que, ha asegurado, va a acabar con el “más nefasto de la historia de esta tierra, que es el de Page y Podemos” y que “va a ser el dique de contención al Ejecutivo de izquierdas que hay en nuestro país y que va a poner en marcha políticas perjudiciales para la región”.