El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha asegurado hoy que su Gobierno protegerá el futuro de la caza en la región y modificará la actual Ley de Caza para que obtenga el apoyo de los cazadores para que sigamos siendo una región orgullosa de la caza y de los cazadores.

Núñez modificará la Ley de Caza asumiendo las propuestas y modificaciones que haga la Mesa de la Caza para seguir siendo una tierra orgullosa de la caza y de sus cazadores
El candidato del PP a la presidencia de la Junta asegura que con su Gobierno los cazadores decidirán qué normativa cinegética tiene la región para garantizar su futuro como actividad social, deportiva, ecológica y cohesionadora de muchos pueblos

Núñez ha adquirido este compromiso durante un mitin celebrado esta noche en La Roda (Albacete) junto a la candidata a la alcaldía, Delfina Molina, quien, ha dicho, “será una grandísima alcaldesa porque es una mujer trabajadora y una buena persona” que continuará el proyecto histórico del PP en esta localidad, que la ha “hecho avanzar y progresar”.

Según ha asegurado, ha querido que fuera en La Roda, “importante epicentro de la actividad cinegética de la región”, donde quedara claro su compromiso firme y decidido con la caza porque el PP “es el partido de los cazadores, el que los defiende, el que cree en esta actividad y el que va a garantizar su futuro en Castilla-La Mancha”.

Así, ha adelantado que “cuando lleguemos a la Junta modificaremos la Ley de Caza que llevó a cabo el Gobierno de izquierdas con el único apoyo de los ecologistas. Y nosotros lo vamos a hacer con el único apoyo de los cazadores”, explicando que será la Mesa de la Caza “quien decidirá qué ley de caza tiene la región para asegurar su futuro como actividad social, deportiva, ecológica y cohesionadora de la sociedad en muchos pueblos”.

“Los propietarios de cotos no son ningunos delincuentes, los cazadores no son delincuentes, la caza social es básica en nuestros pueblos y genera muchos recursos económicos y muchos empleos, además de proteger el medioambiente”, ha considerado Núñez.

El candidato popular ha destacado además que con el PP en el Gobierno “nuestras tradiciones más arraigadas no se van a tocar y vamos a proteger nuestras costumbres y fiestas, como la tauromaquia”. Para ello ha pedido el apoyo de los castellanomanchegos ante “la oportunidad histórica que tenemos el domingo para hacer juntos historia y llevar a la región a las mejores cotas de bienestar social, de empleo y de progreso”.

“Yo quiero ser presidente de esta tierra para dejarme la piel por cambiarla y por mejorar el futuro de los castellanomanchegos”, ha señalado, subrayando que se niega “a tener una región con 170.000 personas en paro, en la que el 40% de los jóvenes no puede trabajar o en la que 93% de los trabajadores tenga un empleo precario”, como ocurre ahora.

“No me resigno a que esta tierra encabece siempre los peores rankings; a que tenga los peores ratios en educación y sanidad; a que seamos la segunda comunidad donde más se espera para ser operado, para hacerse una prueba o  tener cita para una consulta; ni a que vivamos el momento de mayor abandono de la agricultura y la ganadería”, ha continuado.

Núñez ha indicado que no podemos seguir perdiendo “oportunidades de futuro ni de avanzar porque Page solo se preocupe de mantener sus sillones y los de sus socios de Podemos” y ha pedido por todo ello a los castellanomanchegos “mandarle a la oposición”.