El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Francisco Núñez, ha acusado hoy a Page de actuar “con mala fe” en relación con el Hospital de Toledo.

En rueda de prensa se ha referido a la reanudación de las obras del hospital toledano y ha denunciado que estas comiencen con un año de retraso por la nefasta gestión de García-Page.

Así, ha denunciado que Page, siendo alcalde de Toledo, no concedió la licencia de obra del hospital en la pasada legislatura a la Junta cando gobernaba el PP; unas obras que se podían poner en marcha gracias a Cospedal, porque con el PSOE era inviable debido al derroche y el despilfarro que practicaron, ha señalado.

Núñez ha recordado que el hospital en época socialista no era viable debido a los 5.600 millones que estos dejaron a deber en Sanidad y las 3.500 facturas que dejaron sin pagar en los cajones. Según el dirigente popular, Cospedal fue quien logró solucionar la situación y encauzar las obras del hospital, que deberían haber empezado hace un año.

Pregunta a Podemos si está de acuerdo con las privatizaciones en la Sanidad

Por todo lo anterior, Francisco Núñez ha preguntado a Podemos, -ya que se están tramitando los Presupuestos regionales en las Cortes de Castilla-La Mancha-, si le parece bien la gestión privada de muchas materias en el hospital de Toledo, así como si está de acuerdo con las derivaciones masivas a la Sanidad privada.

En este sentido, el portavoz popular se ha referido a las recientes declaraciones del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha dicho que cree que se ha intentado “domesticar” a la formación y se ha preguntado si los diputados regionales en las Cortes de Castilla-La Mancha no siguen las directrices de Iglesias y se encuentran más cerca del PSOE que de Podemos, ya que tragan con todo lo que el PSOE les dice.

Caos sanitario de Page

Francisco Núñez ha señalado, por todo lo anterior, que esto es un exponente importante del caos sanitario al que Page ha sumido a la región.

En este mismo sentido ha puesto como ejemplo el acuerdo al que llegaron desde la Junta en la pasada legislatura con la Diputación Provincial de Albacete, en ambos casos con un gobierno del PP, para llevar a cabo las obras del centro de salud de Hellín (Albacete). Después, Page como presidente de la Junta anunció cambios en el convenio existente originando la paralización del inicio de las obras.

Según Núñez, esto refleja la desidia y abandono de Page hacia los ciudadanos de Hellín, castigando a los 18.00Núñez en rueda de prensa-1104160 usuarios de este centro de salud con un retraso de 8 meses en el inicio de la obra, ha concluido.

 
Comparte esta noticia: