Como cada año, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Riñón, miembros de la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades del Riñón de Guadalajara (ALCER) han instalado una mesa informativa para dar a conocer el daño renal y concienciar sobre la necesidad de prevenirlo, este año bajo el lema ‘Salud renal para cualquier persona en cualquier lugar’.

Miembros de ALCER Guadalajara han informado y concienciado sobre enfermedad renal, que ha aumentado un 30 por ciento en la última década
 El jefe de Nefrología del Hospital de Guadalajara, Gabriel de Arriba, ha destacado el aumento de puestos de diálisis que traerá consigo la ampliación del centro hospitalario para ofrecer una mejor atención a los pacientes en diálisis.

Por parte de ALCER, su vicepresidente, Enrique Peñuelas, ha expresado la preocupación por el aumento de la prevalencia y la mortalidad por Enfermedad Renal Crónica, de casi un 30 por ciento en la última década, por lo que “de seguir su ritmo actual de crecimiento se convertirá en pocos años en la segunda causa de muerte en nuestro país”.

En este sentido ha insistido en la necesidad de prevenir, en la medida de lo posible, la aparición de la enfermedad renal actuando sobre factores como “la obesidad, que predispone a la diabetes, el tabaquismo o la hipertensión arterial”.

Los miembros de ALCER han estado acompañados por el jefe de Nefrología del Hospital de Guadalajara, Gabriel de Arriba, y por la coordinadora de trasplantes del mismo, Elena Yáñez.

El doctor De Arriba ha insistido en la necesidad de prevenir la enfermedad real a través del control de diabetes y la presión arterial, insistiendo en la importancia del control, desde su médico de Atención Primaria, de aquellas personas que pertenezcan a grupos de riesgo, esto es, personas de avanzada edad, diabéticas, hipertensas o con antecedentes familiares de enfermedad renal.

La enfermedad renal tiene una gran prevalencia y en Guadalajara, ha señalado, también se observa un aumento cada año, con alrededor de 90 personas actualmente en diálisis y 25 en diálisis peritoneal (en la que los pacientes hacen su diálisis en su domicilio).

Asimismo, ha indicado que el tratamiento ideal es el trasplante, algo de lo que nuestro país “puede estar orgulloso” por el elevado número de donaciones y trasplantes que le sitúan a la cabeza mundial. En este sentido, en nuestra provincia hay entre 150 y 160 pacientes trasplantados a los que se realiza un seguimiento periódico.

Finalmente, Gabriel de Arriba ha mostrado su satisfacción por que la ampliación del Hospital de Guadalajara va a permitir aumentar el número de puestos de diálisis de los 16 actuales a 28, “con lo cual podremos atender mejor y con más calidad”, y ha manifestado la intención de seguir potenciando “la hemodiálisis y la diálisis peritoneal y potenciar también el trasplante, tanto de cadáver como de donante vivo”.

Por su parte, Elena Yáñez ha animado a la donación después de que en el último año haya descendido el número de donaciones, “no por que se produzcan más negativas a la donación sino por el descenso de potenciales donantes”.

Durante toda la mañana, los miembros de ALCER han informado sobre enfermedad renal y cómo prevenirla y han animado e informado sobre la donación de órganos, así como la posibilidad de manifestar el deseo de donar mediante la realización del carnet de donante o expresarlo mediante el Registro de Voluntades Anticipadas.

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) tiene mayor impacto en hombres que en mujeres, y su aumento se relaciona con el envejecimiento de la población pero también con factores de riesgo como la diabetes, responsable de más del 24 por ciento de los nuevos casos de ERC, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la hipertensión arterial o el tabaquismo.

Se trata de una enfermedad infradiagnosticada que en muchos casos se detecta en sus fases más avanzadas, lo que complica su abordaje y tratamiento, de ahí la importancia no sólo de la prevención sino también del diagnóstico precoz.