La diputada regional y portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha asegurado que “el empeño de Page de modificar la Ley de Caza y paralizar de inmediato la redacción del reglamento de esta normativa está generando un grave perjuicio al sector, que carece de una base jurídica sólida y de inestabilidad legislativa”.

Merino y Cañizares en la reunión con el sector de la caza, 010916Según ha asegurado la diputada del PP tras su reunión con los representantes de la Mesa regional de la Caza, intefrada por la Federación regional de Caza, APROCA, ÁTICA CLM, Ática Guadalajara, ASICCAZA, Asaja y la Federación regional de Galgueros, “no es razonable que Page proponga una nueva ley en el 2016, cuando el Gobierno de Cospedal la aprobó en 2015 con el consenso y la participación del sector cinegético”.

“Desde el Grupo Parlamentario Popular entendemos que los cambios que proponen los socialistas obedecen realmente a los compromisos políticos de Page con los ecologistas de Podemos, que les dieron el poder a cambio de defender sus intereses olvidándose de los cazadores”.

Además, ha recordado que la primera ley de caza de Castilla-La Mancha fue la del año 1993. Y tras 23 años era lógico que las organizaciones de cazadores más importantes de la región pidieran al gobierno de Cospedal la actualización en la que esta afición se practica.

En ese punto, ha asegurado que la ley de caza de Cospedal se hizo a petición de los cazadores y en consenso con ellos, y la que presenta ahora Page es a petición de los grupos ecologistas y contrarios a la caza y sin consenso con los que practican la actividad cinegética.

Asimismo, Merino ha criticado que esta reforma no se hace por petición de los miles de cazadores a los que afecta directamente, sino a petición de un colectivo ecologista, a quienes no es que no les guste algunos artículos de esta ley, sino que no les gusta la caza.

Por otro lado, tras las declaraciones del consejero de Agricultura pidiendo que el PP se sume a la ley de caza de Page, Merino ha indicado que “eso no puede ocurrir” porque el presente borrador no es una defensa de la Caza y de la actividad cinegética, sino que la dificulta aumentando los controles y burocracia administrativa, aumenta y agrava las sanciones, deja desprotegido al sector agrario frente a los daños que determinadas especies pueden causar en las explotaciones y dificulta el control de depredadores.

Además, Merino ha apuntado que en lo que más afecta la legislación que maneja el Ejecutivo regional “es en que ignora la relevancia e importancia que social y económicamente tiene la actividad cinegética en nuestra región y sobre todo en las zonas rurales más desfavorecidas”.

La modificación de la Ley de Caza garantizará su futuro gracias a una imagen más atractiva la actividad cinegética en Castilla-La Mancha

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo que ha reiterado el apoyo del Gobierno regional a la actividad cinegética, minutos antes de reunirse con las asociaciones que representan la Mesa Regional de Caza: APROCA, Federación de Caza y Ática, en el marco de la modificación de la Ley de Caza y cuyo documento se encuentra en el Consejo Consultivo.

“Lo que hemos escrito en el proyecto de Ley defiende la caza en Castilla-La Mancha y le asegura un futuro”, ha asegurado Martínez Arroyo, entre otras cosas “porque la imagen de la caza con esta Ley va a mejorar de cara a los ciudadanos -de esta región y de fuera- y va a hacer cada vez más atractiva la actividad cinegética en Castilla-La Mancha”, ha sentenciado Martínez Arroyo.

El consejero ha considerado que es muy importante apostar por la caza y asegura que la modificación de la Ley responde a lo que debe ser la caza en el siglo XXI, “una actividad moderna y sostenible y, en la cual, en la elaboración de este documento, tienen que participar todos los colectivos que lo consideren oportuno”. Y, aunque la interlocución ha sido constante, “no acaba con aquí”, ha matizado el consejero. De hecho, “hasta que no pase, de nuevo, por Consejo de Gobierno y se apruebe en las Cortes, se va a seguir dialogando”.

El titular de Agricultura ha indicado que “no es mala señal que haya críticas a la modificación de la Ley por las dos partes–cazadores y ecologistas- que pueden tener intereses en el documento“. En cualquier caso, ha hecho hincapié en que es un orgullo para la Administración que se hayan sentado en la misma mesa y se haya consensuado gran parte de la Ley, “algo que no se contradice con que haya discrepancias puntuales”, ha reconocido.

En este sentido Martínez Arroyo ha manifestado que“intentamos llegar a un consenso con todos y en aquello en lo que no conseguimos el consenso, el Gobierno regional decide qué poner negro sobre blanco en ese proyecto de Ley”. Y se ha comprometido a seguir trabajando por ese consenso, aunque ha advertido que “nunca va a ser total” por lo que ha instado a los Grupos políticos de las Cortes de Castilla-La Mancha a que saquen adelante esta Ley “en la que se ha escuchado a todos, puesto que la caza es una actividad económica de enorme interés en nuestra Comunidad Autónoma”.

Apoyo a FECIRCATUR

En cuanto a FECIRCATUR, la Feria de Turismo Cinegético que, precisamente, se desarrolla la semana que viene Ciudad Real, el consejero ha indicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha colaborará económicamente y con un stand propio en la feria del sector “más importante de España”.