En un verano atípico marcado por la crisis sanitaria, la Oficina de Turismo ha reducido su actividad presencial, pero ha multiplicado su presencia telemática, tanto a través del teléfono, como del correo y de las redes sociales. Un intenso trabajo que ha permitido dar servicio a todos los visitantes que este año han apostado por el turismo de interior

Más de 800 consultas telemáticas en la Oficina de Turismo de Sacedón entre julio y agostoHa sido un verano especialmente extraño para Sacedón, no sólo por el coronavirus, sino también porque comenzó con un embalse de Entrepeñas espectacular que fue desvaneciéndose conforme las aguas se desviaron temerariamente hacia la Región de Murcia. No obstante, han sido numerosos los turistas que este año han decidido apostar por el interior para evitar las masificaciones de sitios costeros.

Así, la Oficina de Turismo ha atendido de forma telemática más de ochocientas solicitudes, un récord que ha permitido consolidar el servicio a pesar de que, por seguridad, la atención presencial se ha visto reducida. Tanto la concejal de Turismo, Alicia Guitart, como el alcalde, Francisco Pérez Torrecilla, se muestran muy satisfechos con el servicio. “Es vital para nosotros, que queremos recuperar el esplendor de un municipio que fue referencia del turismo de interior durante muchos años, ofrecer un buen servicio e información actualizada para nuestros visitantes; máxime en momentos como este”, explicaba Guitart.

La mayoría de consultas han sido relacionadas con el baño en el embalse de Entrepeñas, sobre todo por el cruce de informaciones inexactas en redes sociales sobre la prohibición del mismo. En todo momento se ha permitido el baño en el embalse y desde el Ayuntamiento siempre se han remitido al informe que la Asociación de Municipios Ribereños preparó a comienzos de verano. “El baño es seguro, dentro de lo que sabemos, y de hecho no hemos tenido noticias de ningún brote relacionado con nuestros embalses, a pesar de que nos ha visitado mucha gente este año”, afirma el alcalde, que espera que este año la afluencia se prorrogue durante el otoño.

“Las actividades al aire libre son las más recomendables para evitar la propagación del virus y en estos meses venideros es preferible optar por redescubrir el monte, siempre con cuidado y respeto, que encerrarnos en las ciudades”, argumenta. “Lo único que pedimos es respeto y prudencia, siguiendo siempre las directrices de las autoridades sanitarias y respetando la naturaleza, manteniendo siempre limpio el monte”.

 
Comparte esta noticia: