Montserrat MartínezLa senadora del PP por la provincia de Cuenca, Montserrat Martínez, ha afirmado hoy que “el tiempo está dando la razón al Partido Popular y a la gestión del anterior Gobierno de Castilla-La Mancha y está poniendo en evidencia el fracaso del modelo educativo de Page”.

De este modo, la parlamentaria del PP se ha hecho eco del cierre de tres escuelas rurales de la provincia de Cuenca previsto para este nuevo curso escolar (Tresjuncos, Villar de Domingo García y Torrejoncillo del Rey), reabiertas “con autobombo e interés meramente propagandístico” por el Gobierno de Page el pasado curso 2015-2016.

Martínez ha calificado de “sorprendentes” las declaraciones efectuadas por el Director Provincial de Educación en Cuenca, Amador Pastor, acompañado por el delegado de la Junta, Ángel Tomas Godoy, ya que de las mismas se desprende que el Gobierno de Page, y en concreto la Consejería de Educación, “carece totalmente de criterio firme, de planificación y de modelo educativo, sino que únicamente se mueve por interés político y partidista sin tener en cuenta que perjudican a los ciudadanos, y en este caso a los menores”.

“¿Cómo los castellano manchegos y los conquenses vamos a tener claro cuál es el modelo educativo del PSOE, si el año pasado García-Page se vanagloriaba con la apertura de las escuelas rurales, atacando al Gobierno de Cospedal con afirmaciones como “cerrar una escuela rural es condenar a un pueblo a una muerte segura”,  y este curso cierra tres en nuestra provincia?”, se preguntaba la popular.

Lo más lamentable de todo ello, manifestaba la senadora del PP, es que el Gobierno de Page y sus representantes en Cuenca utilicen excusas inverosímiles, como acordarse de  la legislatura anterior, para argumentar el cierre de tres escuelas rurales, y cuando estas se le agotan, recurren al tema de la despoblación. Es en este punto, donde habría que preguntar al PSOE quién ha gobernado en los últimos 30 años en Castilla-La Mancha y qué cuota de responsabilidad tienen las políticas socialistas en la situación de la provincia de Cuenca.

“El PP siempre ha tenido muy claro su modelo educativo para CLM”

Montserrat Martínez ha afirmado que con el cierre de las escuelas rurales de Torrejoncillo del Rey, Villar de Domingo García y Tresjuncos “queda demostrado que la política educativa emprendida por el anterior Gobierno del PP era la acertada y que Cospedal supo reconducirla por el buen camino, pese a todas las dificultades económicas que se encontró y que ahora mismo el Gobierno de Page no padece ni de lejos”.

Según ha explicado la senadora, el PP siempre ha tenido muy clara su política educativa y el modelo que quería que conviviera en todos los centros de Castilla-La Mancha, basados en una educación de mucha más calidad que el que se proporcionaba en una escuela rural de pocos niños, donde un solo maestro, en muchos casos, debía atender a varios niveles educativos, lo que objetivamente se traducía en un mayor índice de fracaso escolar; y donde los alumnos no tenían las mismas oportunidades que otros de socializar y convivir con más compañeros.

Por ello, el Gobierno de Cospedal  se basó en un modelo de escuela rural  en el que se primara que los alumnos pudieran estudiar en centros donde tuvieran la oportunidad de compartir sus clases con otros niños de su edad y no aulas compuestas por pocos niños de distintos cursos que podrían pasar los nueve años de su etapa de infantil y primaria sin compartir ni estudios ni juegos con un solo alumno de su edad.

No obstante, puntualizaba la dirigente popular, había localidades donde el Gobierno del PP dejó el colegio abierto, con independencia de la ratio, por unas características muy específicas, como la climatología y la orografía del territorio.