La senadora del Partido Popular por la provincia de Cuenca, Montserrat Martínez, ha anunciado hoy que pedirá en el Senado que sea el Estado quien fije la jornada lectiva máxima de los maestros y profesores de todo el territorio español para evitar que haya docentes de primera y de segunda categoría en función de la comunidad autónoma en la que trabajen.

Martínez pedirá en el Senado que sea el Estado quien fije la jornada lectiva máxima de maestros y profesores
La senadora del PP lamenta que los docentes de Cuenca y de Castilla-La se hayan convertido en docentes de segunda categoría por tener jornadas lectivas más altas, por mantener ratios ilegales, por no existir negociación del Plan de Acción Social y por no permitir que cobren el cien por cien cuando están de baja

Martínez, que ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa junto con sus compañeros Carlos Algaba y Pedro Jareño, ha informado que intervendrá en el pleno del Senado de esta semana defendiendo las enmiendas del Grupo Popular al Proyecto de Ley de Mejora de las Condiciones Laborales de los Docentes.

“Como conquense y como docente es un honor para mí tanto participar en la ponencia, como defender las enmiendas de mi Grupo a este Proyecto de Ley para evitar que siga habiendo discriminación entre docentes”, declaraba.

Gracias a las enmiendas del PP “pedimos al Gobierno que ejerza la potestad que  establece el artículo 149.1.30 de la Constitución Española en el sentido de que sea el Estado quien fije la jornada lectiva máxima de los docentes ya que el PSOE pretende ceder esta competencia a las comunidades autónomas haciendo dejación de funciones en favor de sus socios independentistas que le mantienen en la Moncloa, además de no querer fijar la jornada máxima sino solo recomendarla”, afirmaba Martínez  quien ha recordado como  hasta el sindicato UGT lamenta que la fijación de la jornada tenga que depender a las comunidades.

“Y esto es lo que está ocurriendo en Castilla-La Mancha y en Cuenca, que sus maestros y profesores se han convertido en docentes de segunda categoría por tener jornadas lectivas más altas, por mantener ratios ilegales, por no existir negociación del Plan de Acción Social y por no permitir que cobren el cien por cien cuando están de baja”, manifestaba Martínez.

En primer lugar, la senadora ha explicado que pese a que el segundo Acuerdo para la Mejora del Empleo Público que firmó el Gobierno de Rajoy con los sindicatos en marzo de 2018 ya permitía a las comunidades autónomas negociar la bajada de la jornada lectiva a 18 horas en Secundaria y a 23 en Primaria, en Castilla-La Mancha el Gobierno de Page ni siquiera se ha sentado a pactar con los sindicatos alegando que esta rebaja supondría 50 millones de euros, cuando el Presupuesto de Page tiene 1.000 millones de euros más que el último Presupuesto de Cospedal.  Negociaciones que, según fuentes sindicales, ya se han producido en otras comunidades como Castilla y León, Andalucía, Canarias, Cantabria,…

El segundo agravio es que los docentes de Cuenca y de Castilla-La Mancha no pueden disfrutar de los beneficios del Plan de Acción Social porque Page también se ha negado a negociar el 0,20% de fondos sociales para su recuperación. Otro aspecto, apuntaba la senadora, que también posibilitaba el segundo Acuerdo de Mejora firmado por el Gobierno del PP con los sindicatos.

Las ratios ilegales es la tercera discriminación que ha denunciado Martínez, quien ha explicado que en Cuenca y en Castilla-La Mancha las ratios aula/alumno siguen siendo ilegales desde la publicación de los Presupuesto Generales del Estado de 2016, como también vienen alertando sindicatos como ANPE y STES. En concreto, la senadora ha detallado como las ratios legales son 25 en Infantil, Primaria y Especial, 30 en ESO y 32 en Bachillerato pero aquí tenemos en 4º, 5º y 6º de Primaria una ratio de 28 alumnos por clase, en 3º y 4º de la ESO de 36 alumnos y en Bachillerato de 40.

La ultima injusticia que padecen los docentes castellano manchegos, a pesar de que el Acuerdo de Mejora del PP permitió a las comunidades autónomas que pagasen el cien por cien de las retribuciones a los funcionares en situación de incapacidad temporal -previa negación colectiva- es que el Gobierno de Page ha sido incapaz de revertir esta medida pese a tener 1.000 millones de euros más en su Presupuesto que en el año 2015. Una denuncia que también ha sido realizada por los sindicatos, que han alertado que los docentes y el resto de empleados públicos de Castilla-La Mancha están discriminados respecto al resto de comunidades ya que se les deducen haberes cuando están de baja.

“Eso sí, Page no ha dudado en ponerse la medalla de la subida salarial de los funcionarios a pesar de que ha sido posible gracias al Acuerdo que dejó pactado Mariano Rajoy con los sindicatos con un horizonte temporal del tres años”, denunciaba Martínez a la vez ha calificado de “bochornosas” las declaraciones del portavoz de Gobierno de Page, Nacho Hernando, atribuyéndose como propia la subida salarial de los funcionarios.

“Pero sin embargo cuando hay que negociar con los sindicatos para mejorar las condiciones laborales, el Gobierno de Page no solo se niega sino que además el consejero de Hacienda dice a los sindicatos que ‘piden la luna’; ¿qué ha hecho entonces el Gobierno de Page con los 1.000 millones de euros más que tiene el Presupuesto de 2018 respecto al último que elaboró Cospedal?”, se preguntaba la senadora del PP al denunciar que “a la vista está que no poco o nada cuando vemos estas discriminaciones a los docentes, cuando salen noticas lamentables de la sanidad castellano manchega o cuando dejan sin gastar  millones y millones de euros en Dependencia”, concluía.