La senadora del Partido Popular, Montserrat Martínez, ha advertido que los 8.503 funcionarios de la provincia de Cuenca -1.686 del Estado y 6.817 de la Junta de Comunidades-,  están siendo “los grandes afectados de las políticas socialistas de los Gobiernos de Page y de Sánchez”.

Martínez “Los 8.503 funcionarios de Cuenca son los grandes afectados por las políticas socialistas de Page y Sánchez”
Lamenta que los empleados públicos de la Junta hayan tardado tres meses más en recibir en sus nóminas la subida salarial del 1,75% que ya acordó el anterior Gobierno del PP con CCOO, UGT y CSIF

A juicio de Martínez, “los trabajadores públicos de la Junta en Cuenca se han convertido en funcionarios de segunda categoría porque mientras que los de otras comunidades autónomas se han beneficiado del acuerdo que alcanzó Rajoy en el mes de marzo junto con CCOO, UGT y CSIF, y han cobrado en el mes de agosto la subida salarial, “los de Cuenca no lo hicieron en agosto, ni tampoco en septiembre; lo hicieron en el mes de octubre, con tres meses de retraso”.

La senadora por Cuenca ha culpado directamente al Gobierno de Page porque además de tardar más tiempo en pagar a los funcionarios conquenses, se ha negado a negociar los fondos adicionales que servirán para mejorar las condiciones laborales de los empleado públicos tales como la carrera profesional sanitaria y el plan de acción social, así como también se ha negado a negociar el pago del 100 por cien de la retribución a los funcionarios que estén en situación de incapacidad temporal.

Lo que sí sabemos cierto, manifestaba, es que los docentes no verán rebajada su jornada lectiva ya que el consejero de Hacienda se niega a poner encima de la mesa los 50 millones de euros que cuesta dicha media y que en otras comunidades se ha puesto en marcha.

“¿Qué va a pasar con la jornada de 35 horas, sobre todo en sanidad donde hay trabajo que se hace a turnos? ¿Cómo lo piensa hacer el Gobierno de Page si no ha presentado los Presupuestos para 2019? ¿O será a costa de incrementar más las listas de espera sanitarias?”, se preguntaba la senadora por Cuenca.

Pese a todo ello, Martínez ha lamentado que el Gobierno de Page remitiera en octubre un correo a los funcionarios diciéndoles que cobrarían la subida salarial del 1,75 % en el mes de octubre y anunciando nuevas promesas para el año 2019, “cuando les ha hecho perder tres meses de subida, cuando no tiene Presupuestos para el ejercicio próximo y cuando ni siquiera sabe si seguirá siendo presidente”. Y todo ello, continuaba la popular, obviando que la subida del salario ha sido posible gracias al empeño del Gobierno del Partido Popular y de Mariano Rajoy, que lograron aquel acuerdo histórico con los sindicatos en marzo y que fue efectivo en julio, una vez se publicaron los Presupuestos.

La sorpresa llega poco después, cuando los funcionarios reciben de nuevo otra carta de Page anunciando lo mismo, colgándose más medallas que no le corresponden. Pero lo más curioso es que mientras los sindicatos ya estaban en la calle reclamando al Gobierno de Page que cumpliera con sus compromisos y que se sentara a negociar con las organizaciones sindicales para evitar que -como los propios sindicatos aseguran- “los funcionarios de Castilla-La Mancha sigan siendo los peores tratados”.

“¿Cuál es el compromiso de Page con los funcionarios de la Junta en Cuenca?, ¿Por qué los discrimina si el dinero de las mejoras para este colectivo estaba incluido en los PGE 2018? ¿En qué se lo están gastando entonces?”, se preguntaba la popular al recordar que el Gobierno de Page, además, cuenta este año con 1.000 millones de euros más en su presupuesto -qué tampoco sabemos dónde ha invertido- y que la deuda en Castilla-La Mancha ha llegado a los 14.729 millones de euros desde que Page es presidente.

EL GOBIERNO DE ZAPATERO, PRIMERO EN LA HISTORIA DE ESPAÑA EN RECORTAR EL SUELDO DE LOS FUNCIONARIOS

Martínez ha recordado que el Gobierno de Zapatero fue quien “abrió la veda” contra los funcionarios cuando recortó, por primera vez en España, su sueldo entre un 5 y un 10 por ciento y congeló las pensiones. Además, se ha mostrado muy crítica con el PSOE de Castilla-La Mancha ya que cuando estaban en el Gobierno regional antes de 2011 no dudaron en despilfarrar y aumentar la deuda hasta los 12.800 millones de euros, quedando en riesgo hasta el cobro de las nóminas de los docentes en el mes de junio, y después, ya en la oposición, se mostró tan crítico con los ajustes de Cospedal.

Sobre esto último, se ha cuestionado “¿Quién realiza los recortes; quién malgasta el dinero de los ciudadanos y deja a la región en quiebra, como hizo el PSOE; o quien debe sanear la economía y sacar a flote una comunidad autónoma de la ruina socialista, como hizo el PP?”.

Y ahora que el Gobierno de Page goza de una situación infinitamente mejor que la que se encontró Cospedal en 2015, “¿por qué ha estado casi cuatro años sin hacer prácticamente nada respecto a los empleados públicos, como se lo recuerdan constantemente los sindicatos,  y ahora anuncia medidas para el 2019, cuando ya no estará gobernando?”.

Por último, Martínez ha celebrado que gracias a las movilizaciones de los sindicatos de la función pública y a las presiones y denuncias que ha realizado el PP en los últimas semanas, el Gobierno de Sánchez por fin se ha comprometido a subir el salario a los trabajadores públicos en un 2,25 por ciento fijo como ya dejó firmado Rajoy, “y lo hará probablemente por Decreto Ley ya que es su única manera de gobernar”. En este sentido, la senadora por Cuenca ha recordado que el Grupo Popular en el Senado, y ella como viceportavoz de la Comisión de Función Pública, “ya le arrancamos a la ministra Meritxell Batet este compromiso hace un par de semanas”.

“Esperamos que ahora el PSOE de Sánchez no venga a colgarse medallas y  méritos que no le corresponden y, lo más importante, que cumpla con su palabra y a partir de enero esta subida se vea reflejada en las nóminas de los funcionarios”, concluía.