“Lo bochornoso de ayer, no fue la actitud del PSOE -como hoy denuncian los podemitas y algún socialista dolido por no haber conseguido un pacto de gobernabilidad entre ambas fuerzas-. Lo bochornoso de ayer fue que la presidenta de la corporación consintió que el público asistente – y para ser más exactos su gente-, abuchease, insultase, etc. a los concejales que no son de su partido” afirma Valdenebro.

 
Comparte esta noticia: