La Hermandad de La Negación de San Pedro hizo traslado al alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, el nombramiento de Hermano Mayo Vitalicio. Un título que, según queda recogido en los Estatutos de la Hermandad que data de 1997, se lleva a término por acuerdo unánime de la Junta General y se otorga al alcalde de la ciudad ‘con todos los derechos y deberes que conllevan en sus respectivos Estatutos en cuanto a la participación es sus diferentes actos de carácter religioso y cultural’.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El primer edil aceptó el reconocimiento con mucho gusto y así lo reflejó con su firma en el documento acreditativo, acompañada de la de dos de los miembros más veteranos de la Junta General de la Hermandad y fundadores de la misma, Anastasio Martínez y Aurelio Cabañas. Les acompañaron el secretario de la misma, Juan Carlos Muñoz, y los también Hermanos Mayores Anastasio Sáiz y Tomás Bux, artista conquense que hizo entrega de una de sus esculturas a Mariscal a modo de obsequio de la Hermandad.

La fundamentación para este nombramiento, indican sus responsables, se debe al impulso, en un principio, de esta joven Hermandad por un gremio particular, conformado por los colectivos de Policía Local y Bomberos del Ayuntamiento de Cuenca.
Posteriormente al nombramiento, el acalde, acompañado de la concejal de Cultura Marta Segarra, asistió ayer domingo ya como Hermano Vitalicio Mayor a la función religiosa celebrada en la Iglesia de San Pedro, donde se procedió al tradicional relevo de Hermanos Mayores de Turno y donde se le hizo entrega del cetro. Después, todos justos celebraron una comida de la Hermandad.

XX ANIVERSARIO

Por otro lado la Hermandad aprovechó el encuentro para manifestar su deseo de acogerse al marco de la conmemoración del XX Aniversario de la Declaración de Cuenca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad con motivo de la celebración, este mismo año, del XX Aniversario del Desfile del Paso Titular y del XXV Aniversario de la Hermandad, que se cumplirá el 7 de marzo de 2017.

Éste último será el broche de oro al proyecto artístico-cultural que con tal objetivo han elaborado y del que han querido hacer partícipe al primer edil para, según indican, ‘seguir contribuyendo a la Semana Santa de Cuenca declarada de Interés Turístico Internacional con uno de los pasajes más duros dentro de la puesta en escena por las calles de la ciudad, el de La Negación de San Pedro’, así como también ‘para aprovechar la conmemoración de la declaración por la UNESCO de Ciudad Patrimonio de la Humanidad e interpretarla como una oportunidad que implica un cambio; como una ocasión que sirva para recapacitar, reflexionar y determinar qué somos, qué queremos ser y cómo llegar a serlo, pero entendiéndolo desde el esfuerzo de la colectividad’.

Por todo ello además, cuatro serán los Hermanos Mayores fundadores que portarán el estandarte de la Hermandad la noche del Miércoles Santo junto con el alcalde de Cuenca, como Hermano Mayor Vitalicio, y que son conocidos por sus diferentes tendencias artísticas. Éstos son el pintor Aurelio Cabañas, el escultor y autor del paso procesional de la Hermandad, Vicente Marín, el escultor Tomás Bux, y el sacerdote iconógrafo Anastasio Sáiz.