Coincidiendo con el Día de la Constitución ayer se celebró, en la Iglesia de la Asunción de Pareja, el XII Certamen de Villancicos de la villa alcarreña, que le abría las puertas a la Navidad de La Alcarria. Al filo de las siete de la tarde, y después de un día de sol que daba paso a una noche fría, seis rondas de localidades vecinas y hermanas se reunían en el siempre impresionante interior del templo parejano.

Los villancicos de Pareja abren las puertas de la Navidad en La Alcarria
Ayer, coincidiendo con el Día de la Constitución, se celebró el XII Certamen de Villancicos de la villa alcarreña, con la participación de seis rondas de localidades vecinas y hermanas.

Correspondió al alcalde de Pareja, Javier del Río, abrir el certamen. Tras el saluda a los presentes, que llenaron todos los bancos de la Iglesia -“es un auténtico placer albergar, como venimos haciendo desde hace 12 años, el  certamen de villancicos de Pareja, y de forma especial constatar la unión y armonía entre las distintas rondas y los pueblos de la Alcarria entorno a la Navidad», señalaba- y de agradecer al párroco local, Javier Lucía, su hospitalidad, el regidor dedicaba unas palabras a la Constitución Española en el día del cuadragésimo primer aniversario de su ratificación en referéndum por el pueblo español. Del Río ensalzó a quienes tuvieron la altura de miras de elaborarla, y de aprobarla. “Al hacerlo, nos proporcionaron el más valioso instrumento de concordia, democracia, unidad y progreso que jamás haya tenido España”. Además, el alcalde de Pareja se refirió al espíritu de la Navidad. “Desde Pareja os abrimos, como siempre, nuestras puertas, las de nuestro pueblo, las de nuestra iglesia y las de nuestro corazón”.

Introducidas por la concejala de Festejos, María Tierraseca, las seis rondas fueron ocupando las escalinatas del altar, sucesivamente. Cada una cantó dos villancicos. La primera en hacerlo fue la Ronda de Alcocer. Este año tiene nada menos que siete actuaciones, la primera de ellas, ayer, en Pareja. La segunda hoy, en Escamilla.  Terminarán su periplo navideño el día 28 de diciembre, en Almonacid de Zorita. El primer villancico que cantaron fue ‘El Nacimiento’, y tiene fama de ser “el más bonito del mundo”, según contaba ayer Maite Cervigón, portavoz del grupo. Además, cantaron ‘Alegría, Alegría’.  Sus veintidós integrantes han cambiado este año sus clásicos pañuelos amarillos por otros blancos. Además de sus voces, cuentan con percusión tradicional, a las que añaden guitarra y flauta. Cada año empiezan a ensayar en octubre, al menos día a la semana.  “Antes, las navidades eran más alegres. Ahora, la gente se va a Madrid. Los que quedamos en el pueblo, intentamos mantener las tradiciones, con la colaboración del Ayuntamiento que está tratando de revitalizarlas, con una fiesta intergeneracional en la que los abuelos son protagonistas, con una fritada de huevos, y otras actividades”, añadía.

En segundo lugar actuó la Ronda de Escamilla, si bien un poco tristes por la ausencia de Gloria Cano del Val, convaleciente de una grave enfermedad. Valle Arenas anunciaba que iban a cantar dos villancicos, ‘Las manos del carpintero’ y ‘Gloria a dios en el cielo’. “Somos una asociación de mujeres, llevamos ya muchos años en activo, y una de las cosas que hacemos es acudir a los pueblos donde nos llaman, a cantar villancicos”. Como en general todas las rondas, la representante de Escamilla contaba que el problema que tienen los pueblos es la falta de habitantes. Han ensayado todo el mes de noviembre, y lo que va de diciembre, preparando esta y otras actuaciones, como la que ellas mismas acogen esta tarde.

Otro clásico de la Navidad parejana es la actuación de la Asociación de Mujeres de Sacedón en el certamen local. Alegres, como son ellas, cantaron ‘Toca el pandero Manuel’, y ‘Los pastores van y van’. “Venimos por amistad y por vecindad. La Agrupación Musical de Pareja tiene el gusto de invitarnos, y nosotros de corresponderles”, contaba Rosario Nuevo. Sus once integrantes, incluidos dos hombres derrocharon entusiasmo en su actuación. “Ensayamos todos los jueves de noviembre”, añadía. Y, aunque las navidades ya no son lo que fueron en ningún pueblo, “las rondallas empezaban el ocho de diciembre, y no paraban hasta después de Reyes, y todo eso se ha perdido”, en Sacedón no se desaniman. Organizan su propio certamen y una zambombada, entre otras cosas. Guitarras, zambomba, pandero, pandereta, castañuelas y botella, añadían los bonitos matices de la percusión y música de siempre a sus cantares.

El Grupo de Canto de la Asociación de Amigos de la Biblioteca de Guadalajara interpretó como primer villancico ‘Iban caminando’,  original de Guadalajara. “Lo cantaban en casa de los abuelos de dos de las compañeras del grupo”, contaba su presidenta, María Antonia Cuadrado. El otro, original de Atanzón, se llama ‘El caballero’. “Tiene una antigüedad de, al menos, doscientos años”, contó públicamente la portavoz. El Grupo, de 23 personas, cuenta con instrumentos tradicionales, como zambombas, castañuelas, sonajas o panderetas. “Por ser una asociación cultural, tratamos de rescatar los villancicos tradicionales, puesto que contamos con la presencia en nuestro grupo de José Antonio Alonso,  etnógrafo de la provincia. Buscamos los antiguos, los poco oídos”, terminaba.

Oscar Balcones, vicepresidente de la Asociación Cultural de Salmerón, informaba ayer que “vamos a cantar ‘Arbolito’ y ‘Qué suerte tengo’, ambos tradicionales de la comarca”, que la Ronda de Salmerón interpreta con percusión tradicional de huesos, triángulo, botella, almirez y pandereta. Además de cantar en Pareja, este año van a acudir al certamen de Torija por primera vez. “Estamos muy ilusionados”, contaba Balcones. Y, aunque en Salmerón hay “mucha menos gente”, se niegan a perder las tradiciones de la Navidad, cantando villancicos en la sede de la asociación, la iglesia o en el bar del pueblo.

Cerró el certamen la Agrupación Musical de Pareja, que cantó dos villancicos. El primero, ‘El Tamborilero’, que hizo famoso Raphael, en el que María del Mar Molina hizo de redoblante con su tambor. Sus integrantes, seis voces femeninas  a las que se añadieron las de ocho niños y niñas, consus correspondientes instrumentos, hicieron una versión para la ocasión. El segundo fue un villancico compuesto por la Agrupación que lleva por título ‘En Belén va a nacer’. “Siempre tenemos la misma ilusión por nuestro certamen y por la Navidad, o más, porque vemos que los niños toman el relevo”, contaba María Angeles Druet, una de sus integrantes. Para ellas, el certamen es el pistoletazo de salida del buen número de actuaciones que tienen preparadas este año. En 2018, quedaron terceras en el certamen de villancicos de Guadalajara con ‘Pastores y zagalas’. Esta vez esperan volver a obtener un reconocimiento con el hermoso villancico que han compuesto entre todas. “Les deseamos lo mejor en su participación en los distintos certámenes de estas navidades, y, por supuesto, les agradecemos su buen hacer tanto en este nuestro, como a lo largo del año, poniendo la banda sonora de los eventos parejanos”, afirma Javier Del Río.

Una vez terminado el XII certamen, el Ayuntamiento de Pareja invitó a todos los asistentes a caldo, chorizo, limonada y dulces navideños en el local de la Asociación de Jubilados y Pensionistas. Además, cada una de las rondas recibió como obsequio un jamón, para compartir  estas Navidades.

El Certamen de Villancicos está organizado por la Agrupación Musical de Pareja y cuenta con la colaboración de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, la Asociación de Jubilados y Pensionistas, la Asociación Cultural y el Ayuntamiento de Pareja.  Acompañando la celebración estuvieron representantes municipales (alcaldes y concejales) de las localidades de Alcocer, Escamilla, Millana, Sacedón y Salmerón, así como la corporación municipal de Pareja al completo.

 
Comparte esta noticia: