Los tribunales han respaldado la postura que el Ayuntamiento de Guadalajara siempre ha mantenido respecto a los planes de empleo de la Junta, a través de una reciente resolución judicial que afecta a Talavera de la Reina, uno de los municipios que se adhirió a los mismos. En dicha resolución se exige al Ayuntamiento que compense con 15 millones de euros a los 2.000 trabajadores que han sido contratados a través de estos planes, debido a las diferencias salariales que éstos percibían con respecto a los funcionarios municipales.

Los tribunales respaldan la posición del Ayuntamiento de Guadalajara respecto a los planes de empleo de la Junta
El Ayuntamiento de Guadalajara siempre ha defendido que los trabajadores contratados a través de dichos planes regionales debían cobrar el mismo sueldo que los funcionarios municipales

Éste ha sido el principal argumento al que siempre ha recurrido el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara para no acogerse a unos planes que, de aplicarse en los términos que permitía la Junta de Castilla -La Mancha, suponía una clara discriminación salarial y laboral para las personas contratadas. De hecho, el equipo de Gobierno siempre ha advertido al gobierno de Page que existían sentencias previas derivadas de ellos similares y que obligaban a otras administraciones locales del país a hacer frente a pagos millonarios.

El Ayuntamiento de Guadalajara sólo se ha sumado a uno de los planes de empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. A través de él, contrató a 56 trabajadores en 2016, pero en vez de pagarles el salario mínimo interprofesional, el salario que percibieron fue el mismo que cobran los trabajadores municipales del mismo nivel y categoría.

Posteriormente, el consistorio ya no se ha adherido a ninguno de estos planes por entender que son un fraude, al generar cero inserción laboral, y que podrían causar, como así está ocurriendo, daños irreparables a las arcas municipales. El Ayuntamiento de Guadalajara ha optado por crear sus propios planes municipales y sacar líneas de ayuda a la contratación de desempleados, destinadas a las empresas. Esto ha posibilitado numerosas contrataciones, de las cuales un alto porcentaje han sido de carácter indefinido.

Por este motivo, Isabel Nogueroles, concejala de Promoción Económica y Empleo, solicita a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que se responsabilice de las consecuencias de su mala gestión y de haber hecho oídos sordos a las sentencias previas, y que ayude a las administraciones que van a verse perjudicadas por ello, como Talavera de la Reina.