En unas semanas comenzarán los trabajos de instalación y despliegue de la fibra óptica en Huete por parte de la empresa Telefónica, una vez realicen comprobaciones en una línea de postes y concluyan los trámites de obtención de los permisos necesarios, según informa Telefónica de España al Ayuntamiento de Huete al que ya hizo llegar su Plan de Despliegue para su aprobación.

Los trabajos de despliegue de la fibra óptica en Huete comenzarán en unas semanasEsta inversión se lleva a cabo gracias a la concesión de la ayuda del Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA), anunciada el pasado mes de diciembre por el Gobierno de España, y financiada a través de fondos comunitarios FEDER, para zonas sin cobertura de banda ancha de nueva generación, denominadas zonas blancas, como es el caso de nuestro municipio.

Huete será uno de los 17 municipios de la provincia de Cuenca en los que se desplegará la fibra óptica gracias a este programa, siendo una inversión muy importante para mejorar el servicio de acceso a internet ya que permitirá que cualquier vecino, particular o empresa, tenga conexiones a internet ultrarrápidas de más de 100 Mbps.

El plan contempla llevar la tecnología de conectividad más avanzada a todos los hogares y empresas del Municipio a través de un modelo de implantación progresivo que se iniciará en 2018 (antes de que termine el año) y se extenderá hasta finales de Diciembre 2019.

Los trabajos de instalación de esta infraestructura (fibra óptica hasta el hogar FTTH) comenzarán en las próximas semanas con el despliegue de la red de alimentación (líneas troncales), para luego continuar con la red de distribución. Actualmente en el núcleo de Huete las operadoras ofrecen unas conexiones de 10 Mbps de bajada a lo sumo, por lo que la mejora de prestaciones será muy considerable.

Desde el Ayuntamiento de Huete consideramos de gran importancia esta inversión de mejora de las telecomunicaciones, ya que el sector tecnológico es clave y estratégico para el desarrollo de un entorno rural como el nuestro, ya que iguala las oportunidades de las grandes ciudades con el mundo rural gracias a que deslocaliza trabajo, acceso a la información, gestiones o prestación de servicios, ya que su uso no tiene necesidad de ubicación geográfica concreta, pero para llegar a conseguirlo se necesitan unas buenas telecomunicaciones que garanticen el trabajo mediante estos medios.

Por eso destacamos esta inversión que permitirá atraer a empresas que trabajen o utilicen las nuevas tecnologías y servirá para que las ya existentes, compitan en mejores condiciones y sea viable su permanencia.