Los servicios prestados por el sector regional del taxi caen un 90 por ciento durante el estado de alarmaLa Dirección General de Transportes y Movilidad de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha ha emitido, a petición de la Federación Regional del Taxi de C-LM (FRETCAM), un informe sobre la evolución de la demanda en los servicios de transporte público de viajeros en vehículos auto-taxi en la comunidad autónoma de Castilla la Mancha, durante el período de marzo a mayo de 2019, como consecuencia de la situación de emergencia ocasionada por el COVID-19.

La Federación Regional del Taxi de C-LM ha aportado a este informe todos los datos que le fueron requeridos por la administración regional, y en base al estudio de esos datos se estima que se ha producido una reducción de los servicios prestados por el sector regional del taxi en torno al 90%.

Este informe viene a ratificar oficialmente la situación tan grave que ha padecido y que sigue padeciendo el taxi castellano manchego.

La finalización del estado de alarma no ha venido acompañada de la recuperación económica porque la actividad no se ha recuperado aún y, en el mejor de los casos, es de un 50%. Las dificultades para acceder a las distintas subvenciones, la exclusión del sector en otras y la falta de ayudas directas, no hace más que acrecentar la asfixia y el desaliento del colectivo.

Esperamos que este informe le sirva a la propia Junta de Comunidades para tomar medidas que sirvan para mantener y revitalizar el servicio de taxi en nuestra región.

FRETCAM quiere recordar que el taxista siempre estuvo ahí durante la pandemia para dar servicio a quien lo necesitara, anteponiendo su seguridad y la de los suyos a su fuerte convencimiento de servicio público. Que nos ofrecimos desde el inicio de la misma para trasladar al personal sanitario, si lo creían oportuno, que la mayoría de taxistas se ha ofrecido a sus ayuntamientos para las tareas que creyeran oportunas.

En definitiva, los taxistas de esta región han estado donde siempre, al lado de los ciudadanos. En estos momentos, más que nunca, este colectivo necesita que la ciudadanía y las administraciones sigan creyendo y apostando por el transporte de viajeros más seguro, antes, ahora y siempre, el TAXI.

 
Comparte esta noticia: