Quedan todavía por enviar 66 Hm3 de trasvases aprobados desde el mes de octubre, en un año especialmente seco para Castilla – La Mancha, con riesgo de desabastecimiento de agua en un verano presumiblemente muy duro. Aún así, el Memorándum obligará a trasvasar porque en casi dos años de Gobierno todavía no se ha tocado una coma. Desde la Asociación califican de dantesca la situación, “retrato mismo tanto de la gula y la avaricia de la agroindustria, como de la pereza de un Ministerio de Transición Ecológica de fogueo”

Los Ribereños denuncian que el Memorándum obligará a trasvasar agua de una zona en riesgo de sequía a otra en situación de emergencia por inundacionesA pesar de la situación excepcional que atraviesa el país, la Mesa de Explotación celebró su reunión ayer martes, vía mail, eso sí, aunque hubo de ser cancelada por las fuertes inundaciones que sufre de nuevo la Región de Murcia. A pesar de que la Asociación de Municipios Ribereños ha mantenido un perfil discreto respecto a sus reivindicaciones en atención a la crisis sanitaria, el vocal, Francisco Pérez Torrecilla, se vio obligado a advertir sobre lo inconveniente e innecesario de este nuevo envío. “Es surrealista y humillante para nosotros aplazar un envío de agua desde una tierra seca a otra inundada, muestra de lo ineficaz de la norma y de quienes la mantienen”.

Más allá de este nuevo episodio de inundaciones, los sistemas del Segura se encuentran en una situación de normalidad, el abastecimiento a la población está más que garantizado y cuentan con agua embalsada suficiente, 66 Hm3 pendientes de envío de trasvases anteriores no materializados, agua de lluvia reciente y las desaladoras; máxime si se tiene en cuenta que, debido a la desgraciada situación que atravesamos, la demanda de agua de boca es mucho menor al no sumarse las necesidades ocasionadas por el Turismo. Recursos de los que carece la cabecera del Tajo para satisfacer sus demandas y que podrían generar problemas de abastecimiento nuevamente en un verano que se presenta complicado de por sí.

Los ribereños vuelven a solidarizarse con los vecinos de la Región de Murcia afectados por las inundaciones en tan aciago momento, situación que achacan no solo a fenómenos atmosféricos sino a una “criminal” planificación agrícola, con miles de hectáreas ilegales roturadas en lugar de monte, con grandes autovías de plástico en pendiente para evitar encharcamientos en los cultivos.

Así mismo, desde los municipios ribereños confían en que esta situación de crisis sanitaria termine pronto y agradecen el esfuerzo del Gobierno de España en esta materia, así como del de la Junta de Castilla – La Mancha y de todos los colectivos implicados, desde todos los trabajadores de la Sanidad, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el comercio, la logística o todos aquellos pequeños agricultores tradicionales que se han ofrecido a colaborar. También por supuesto de todos los vecinos, concienciados de no salir de casa y respetar las medidas pertinentes.

 
Comparte esta noticia: