La gastronomía jadraqueña vuelve a protagonizar una jornada festiva, esta vez, con motivo de las celebraciones de San Blas este año el miércoles 3 de febrero. Como es tradición, en los hogares jadraqueños se cenará la tarde noche de San Blas el típico “mollete”. Las panaderías y la tahona local pondrán a la venta miles de “molletes”, elaborados a base de pan blanco y de distintos tamaños para saciar los apetitos más exigentes.

 
Comparte esta noticia: