Los ganadores del II Concurso de Escapartismo Navideño han recibido los diplomas acreditativos como vendedores en un acto celebrado en la sede de CEOE CEPYME Cuenca.

Los ganadores del II Concurso de Escaparatismo Navideño de Cuenca reciben sus diplomas
Este concurso ha sido convocado por la Asociación del Comercio de Cuenca en colaboración con la concejalía del Comercio de Cuenca con la participación de cerca de treinta establecimientos.

Además de este diploma, estos ganadores también recibirán un premio económico por haber sido elegidos por el jurado de esta iniciativa de la Asociación del Comercio de Cuenca en colaboración con la Concejalía del Comercio del Ayuntamiento de Cuenca.

Así, El Rincón de Laura, como vencedor de este concurso recibió su diploma que irá acompañado de un premio en metálico de 500 euros, en segundo lugar también recibió su diploma Hilarte, además de un premio de 300 euros, mientras que  Mundo Bebé quedó en tercera posición, añadiendo al diploma la cantidad de 200 euros.

Estos diplomas fueron entregados por la Concejal de Comercio y Salud Pública, Allady Rodríguez, que estuvo acompañada por Raquel Álvarez como secretaria de la Asociación del Comercio.

Además de estos premios, también se entregará un galardón especial de una cena para dos personas a la Librería El Principito por ser el comercio más votado por los ciudadanos a través del Facebook de la Asociación de Comercio y de CEOE CEPYME Cuenca.

En eta iniciativa han participado cerca de treinta comercios que tienen como obligación mantener este diseño de escaparates hasta el próximo 5 de enero, víspera de Reyes Magos.

Valoración

La secretaria de la asociación del Comercio, Raquel Álvarez, destacó que “cualquier iniciativa que dé protagonismo al comercio en nuestra ciudad siempre va a ser bienvenida”, añadiendo la importancia que tiene mejorar la imagen de estos establecimientos para llegar al cliente.

Por su parte, Allady Rodríguez, concejal de Comercio del Ayuntamiento de Cuenca hizo un balance positivo porque los participantes “tenían la ilusión no solo del premio que era el objetivo final, sino de lucir un poco la ciudad, de crear un ambiente navideño, de que el conquense vaya y visite el comercio de proximidad y que se vuelva a esa conexión entre el cliente y el pequeño comercio, entonces el balance es muy positivo”.

 
Comparte esta noticia: