Este pasado fin de semana, el club madrileño de espeleología PIEZO convocó una charla sobre las cavidades y arqueología en la zona de Tamajón y sus alrededores. Así, la villa agallonera, y su centro cultural, fueron sede de un evento al que asistieron más de 130 personas y que contó con la organización del Ayuntamiento de Tamajón. A su término, la Federación Castellano-manchega de Espeleología y Cañones, invitó a un vino español a los asistentes.

Los expertos subrayan el valor espeleológico y arqueológico de la comarca de Tamajón
En una amplia jornada, convocada el pasado sábado por el club madrileño de espeleología, en la que especialistas y profesores profundizaron en los últimos hallazgos habidos en ambos sentidos en la comarca, y principalmente en la villa agallonera. La jornada contó con la organización del Ayuntamiento de Tamajón.

En la primera ponencia, el club PIEZO desgranó sus exploraciones en la cueva del Gorgocil. Esta conocida cavidad, localizada cerca de Muriel (Tamajón), tenía un desarrollo de unos 600 metros. En diciembre de 2017 se realizó, en el final conocido hasta hasta ahora, una escalada de unos 16 metros, que dio paso a una serie de pequeñas galerías separadas, por pozos y escaladas. Ya se ha topografiado una longitud equivalente a la anteriormente conocida, elevando el desarrollo actual de la cueva hasta los 1.250 metros. Las distintas cavidades están bellamente adornadas por estalactitas, columnas y estalagmitas. Este entorno tan frágil tiene un paso con un derrumbe en el que se tuvo que hacer una fuerte desobstrucción. Es el conocido como el paso de “El loco”. Es muy inestable, y se va a estudiar la forma de fijar los bloques.

La cavidad aún se encuentra en exploración. Su acceso está en fase avanzada de protección para implantar un acceso regulado por parte de Parques Naturales de la Serranía Norte.

La segunda ponencia versó sobre  ‘Exploraciones de Abismo en el entorno de Tamajón, 1992-2018’. La presentaron por Rafa Coronado miembro del G.E.Abismo (FCME), y actual Coordinador de la Zona de Tamajon, con la colaboración especial de Javier Rejos miembro del G.E.Abismo (FCME).

Durante más de 25 años el Grupo Espeleológico Abismo ha venido trabajando en este territorio conocido como Macizo Kárstico de Tamajón, explorando y estudiando el entorno en busca de cavidades para su catalogación, exploración y estudio.

La historia espeleológica de la zona se remonta a 1896, cuando Gabriel Puig y Larraz incluyó algunas cavidades singulares del territorio en su obra “Cavidades Naturales y Minas Primordiales de España”. Más tarde, en los años 60 y 70, se llevarían a cabo las primeras exploraciones organizadas por distintos grupos espeleológicos.

El territorio fue solicitado por el grupo Abismo como zona de exploración en 1992, un año después de su nacimiento. En aquel momento se elaboró un plan de trabajo que, a lo largo de los años y con la experiencia adquirida, se ha ido perfeccionando hasta la actualidad.

Los primeros trabajos realizados por el club en Tamajón se centraron en la recopilación de datos bibliográficos y en el estudio del territorio, realizando una intensa labor cartográfica que les permitió dibujar sus primeros mapas de la zona con gran detalle y precisión.

Cabe destacar que prácticamente todo el entramado de galerías y conductos de este sistema kárstico presenta un elevado nivel de colmatación por sedimentos, lo que obliga a forzar infinidad de pasos tan estrechos y angustiosos que en algunas ocasiones no hay más remedio que recurrir a su desobstrucción para poder progresar o valorar su potencial continuidad.

La búsqueda y exploración de nuevas cavidades se realiza de manera exhaustiva y sistemática, lo cual ha permitido catalogar más de 75 cavidades, a fecha de hoy documentadas y topografiadas casi en su totalidad.

Todos los trabajos realizados en la zona, durante estos 25 años de actividad, se recogen en 11 memorias de actividad. Y se complementan con infinidad de documentos escritos y archivos fotográficos, muchos de ellos descargables en la página web: https://sites.google.com/site/abismogrupoespeleologico/home

Por otra parte, existe un arraigado compromiso por parte del G.E. Abismo en cuanto a la conservación de las cavidades del entorno de Tamajón y la protección de la fauna y flora que allí habita, y por ello con frecuencia añaden a sus exposiciones y publicaciones algunos ejemplos de la riqueza del entorno y de cómo se debe protegerlo y respetarlo.

En la tercera ponencia, los profesores del Área de Prehistoria de la Universidad de Alcalá, Manuel Alcaraz Castaño y Javier Alcolea González, presentaron interesantes novedades sobre el poblamiento de los últimos Neandertales y los primeros Homo sapiens en los valles de ríos Sorbe y Jarama. Para ello hicieron un repaso a sus investigaciones en las cavidades con grafías rupestres paleolíticas de la región, como las de ‘El Reno’ (Valdesotos) o ‘El Turismo-Chorrillo’ (Tamajón). Además, presentaron también datos inéditos obtenidos en los abrigos de Peña Cabra y Peña Capón (Muriel, Tamajón), donde han excavado sendas secuencias con ocupaciones de Neandertales y Homo sapiens respectivamente. Destaca en este sentido el potencial del abrigo de Peña Capón, donde estos investigadores han documentado una secuencia estratigráfica que demuestra la ocupación recurrente de esta región durante los momentos más rigurosos de la última glaciación, hace entre al menos 26.000 y 23.000 años.

En líneas generales, los investigadores aportaron evidencias que apoyan la idea de que en estas regiones alcarreñas existió una ocupación compleja y organizada del territorio durante varios momentos del Paleolítico Medio y el Superior, incluyendo épocas que hasta hace poco se consideraban desprovistas de poblamiento humano, como el Solutrense o el Gravetiense.

Alcaraz y Alcolea afirmaron que las investigaciones en estos y otros yacimientos seguirán realizándose en los próximos años, por lo que a buen seguro asistiremos pronto a interesantes novedades con relevantes implicaciones científicas, no solo a nivel regional, sino también peninsular y europeo.

La cuarta y última ponencia correspondió a los profesores Adrián Pablos y Nohemí Sala. En ella presentaron las nuevas excavaciones arqueo-paleontológicas en Tamajón (Guadalajara), llevadas a cabo recientemente.

Durante la primera semana de septiembre se ha desarrollado una nueva campaña de excavación e investigación en las cuevas y abrigos de la alcarreña localidad de Tamajón. El proyecto, liderado por ambos profesores, titulado ‘Estudio del Paleolítico Medio, del Paleolítico Superior y el Calcolítico en los yacimientos del karst de Tamajón (Guadalajara)’ se ha centrado principalmente en el abrigo de la Malia, desconocido hasta ahora por parte de la comunidad científica. En este abrigo calcáreo se han recuperado restos óseos de animales y herramientas líticas propias del periodo Paleolítico superior, cultura asociada a las primeras poblaciones de Homo sapiens. Los análisis y estudios que se llevarán a cabo a partir de ahora, arrojarán luz sobre el poblamiento del interior peninsular por los primeros representantes de nuestra especie, conocidos como cromañones, de los que se tiene muy poca información en esta región.

Durante la conferencia, los investigadores presentaron algunos resultados preliminares animándose a plantear nuevas campañas de excavación en la zona para obtener más información sobre este periodo. Este proyecto de investigación y excavación ha sido co-financiado por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y por el CENIEH. Además ha contado con la colaboración de investigadores y estudiantes de diferentes instituciones (UAH, UPV-EHU, Centro mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos, UCM, UNIZAR e IPHES), grupo espeleológico Abismo, Ayuntamiento de Tamajón y entidades locales.