HC Hostelería de Cuenca y la Agrupación de Hostelería de Cuenca confirman que una vez analizados los datos de Coyuntura Turística Hotelera publicados por el INE se pone números al hundimiento del sector debido a la crisis de la COVID 19.

Los datos de coyuntura turística hotelera confirman la debacle económica de este sector en la provincia de Cuenca
HC Hostelería de Cuenca y Agrupación de Hostelería han analizado este indicador del INE que supone un duro varapalo para las empresas ligadas al turismo que ven como las pernoctaciones bajan un 70% a mitad de 2020 con respecto a este mismo período del año pasado.

En este sentido, ambas organizaciones integradas en CEOE CEPYME Cuenca apuntan que el sector se ha visto obligado a parar y que, pese a que se ha retomado la actividad, los números confirman una importante crisis de confianza, que evitan la llegada de más turistas a la ciudad.

Por todo ello, y en consideración de que estamos ante uno de los sectores que impulsan en mayor media la economía y el empleo en Cuenca es vital seguir apostando por campañas de promoción e incrementar este esfuerzo vendiendo, además de las habituales riquezas paisajísticas y arquitectónicas de la provincia, un aspecto que se va a valorar más como la seguridad y tranquilidad de sus emplazamientos.

Pese a todo, y pese al esfuerzo realizado por las empresas y la puesta en marcha de los ERTES, avisan de que será complicado mantener el nivel de empleo en este sector antes de la crisis con datos como un descenso de las pernoctaciones del 70%.

Por todo ello, y tras recalcar el importante esfuerzo realizado por el sector para ofrecer las mejores condiciones de higiene y seguridad, pide medidas de apoyo a este sector fundamental como un mejor trato fiscal con un IVA super reducido unos ERTES que den mayor cobertura frente a posibles rebrotes y establecer ayudas directas a las empresas con la creación de una serie de bonos que potencien el consumo en los establecimientos hosteleros.

Pernoctaciones

Los datos de Coyuntura Turística Hotelera de la primera mitad del año son la prueba del difícil momento que atraviesa el sector con un descenso de 175.989 pernoctaciones en la provincia de enero a junio de 2020 respecto a los mismos meses del año pasado, un descenso del -70,01%.

Estos datos se deben a la pandemia y por lo tanto hunden un sector que los meses de enero y febrero había mostrado los mejores indicadores de los últimos cuatro años en la provincia.

En los primeros seis meses del año la provincia ha sido el alojamiento de 74.999 pernoctaciones de las que el 91,63% han sido de residentes en nuestro país, con 68.719.

Los datos de la capital siguen esta dinámica con el agravante de que no se ha contabilizado nada desde el inicio de la pandemia en los puntos turísticos, de ahí que solo suman los dos primeros meses. Pese a todo, es claro el desplome con 44.307 pernoctaciones de enero a junio de 2020, 117.908 menos que en estas fechas de 2019.

Las pernoctaciones de Cuenca, que suponen el 59,08% de las que se producen en la provincia también se sustentan en una gran mayoría por los residentes en España que son el 92,06% del total.

Viajeros

HC y la Agrupación de Hostelería también han analizado los datos de viajeros para concluir que presentan idéntica dinámica con un total de 41.814 en la provincia en la primera mitad del año, descendiendo un -71,44% y 104.667 personas respecto al este período de 2019. El viajero nacional, de enero a junio de 2020, supone el 91,35% del total de los llegados a la provincia con 38.108.

En cuanto a la capital, el descenso es de un -75,04% respecto a 2019, si se tiene en cuenta el período de enero a junio, con un total de 23.275 viajeros, lo que supone 69.943 menos que en el ejercicio anterior en estas fechas.

En ese caso también es claro el dominio del viajero nacional 21.088 personas, porcentualmente el 90,60% de los viajeros totales que llegan a Cuenca, con un descenso de 58.055 respecto a estos días de 2019.

 
Comparte esta noticia: