La Asociación del Comercio de Cuenca reclama su papel en la sociedad conquense, como generador de riqueza y empleo, así como contribuir al sostenimiento de otros sectores.

Por este motivo durante esta mañana se ha puesto en marcha una campaña mediante la que cerca de doscientos establecimientos de la capital han amanecido empapelados y con carteles de ‘Se vende porque no se vende’ y posteriormente se ha leído un manifiesto a las doce y media.

Los comerciantes reclaman su papel fundamental en el desarrollo de Cuenca
Esta mañana se ha desarrollado una iniciativa en la que cerca de doscientos cincuenta establecimientos de la capital han amanecido empapelados y con carteles de ‘Se vende porque no se vende’ para visualizar la delicada situación del sector, pero sobre todo para hacer ver el papel fundamental que tienen estas empresas en la economía.

De este modo, se ha querido cumplir un doble objetivo que no es otro que señalar la delicada situación de los comercios tradicionales que han acumulado cierres en los últimos años por cuestiones como la crisis económica, la bajada del consumo o el comercio on line, pero sobre todo se quiere poner en valor la enorme importancia y el enorme añadido que suponen estos establecimientos para el lugar donde se instalan.

Así, se ha querido dejar claro que estos establecimientos generan riqueza y empleo en la ciudad, sostienen otros sectores y prestan servicios imprescindibles a los ciudadanos, potenciando el mensaje positivo de Compra en Cuenca.

Manifiesto

La lectura del manifiesto ha corrido a cargo del presidente de la Asociación del Comercio de Cuenca, José Miguel Bermejo y Ana Miralles como miembro de su Junta Directiva.

Cerca de trescientas personas entre comercios participantes y asistentes estuvieron presentes para apoyar esta iniciativa en la intersección situada entre Sánchez Vera y Carretería.

A esta lectura del manifiesto se sumó el reparto de unos currículums con nombres de los comerciantes en el que se señalan las habilidades y experiencia de cada uno de ellos y el importante servicio que dan, pero para lo que se necesita que se compre en Cuenca.

En la lectura del manifiesto, Ana Miralles quiso indicar que “todos formamos parte de la misma gran rueda, consumir productos y servicios locales incentiva a nuestros comercios que, a su vez, trabajan con proveedores de Cuenca que pagan sus impuestos en la ciudad y contribuyen a la mejora de los servicios públicos que utilizamos a diario. El beneficio no es solo del comercio, ni de unos pocos, es un beneficio común”.

Por su parte, José Miguel Bermejo quiso destacar “la unión y fuerza que ha demostrado el comercio local en esta jornada reivindicativa, invitando a los comercios a seguir participando de estas acciones que dan visibilidad y reivindican su importancia”.

Del mismo modo quiso señalar que la concentración había sido un rotundo éxito que confío en que sacara a la cuidad del letargo en el que se encuentran en este momento.

Desde la Asociación del Comercio de Cuenca han insistido en que ahora es el momento de apoyar entre todos este sector que aporta cuestiones positivas a la ciudad, de ahí que se quiera potenciar el mensaje de Compra en Cuenca.