El Gobierno de Castila-La Mancha invierte más de 450 millones de euros para apoyar a la ciudadanía regional en materia de conciliación, cantidad que beneficia a más de 77.000 familias “y que da cuenta del enorme esfuerzo que realiza el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page para apoyar a las familias en materia de conciliación y atención a los cuidados”.

Así lo ha explicado la consejera de Igualdad y Portavoz, Blanca Fernández en el Debate General celebrado en las Cortes regionales sobre conciliación y corresponsabilidad en las familias en Castilla-La Mancha en el escenario provocado por la COVID-19. En su intervención, la consejera de Igualdad ha desgranado los principales pilares en los que se sustentan las políticas del Gobierno autonómico en esta materia, que se desarrollan de manera transversal, y a las que hay que sumar las medidas extraordinarias puestas en marcha con motivo de la pandemia.

Los 450 millones de euros destinados por el Gobierno regional para apoyar la conciliación han beneficiado a 77.000 familias
La consejera de Igualdad y portavoz ha avanzado que se está ultimando la convocatoria de ayudas para favorecer el teletrabajo, con un presupuesto de 1,5 millones de euros.

En primer lugar, Blanca Fernández ha citado la acción de la Consejería de Igualdad que, a través del Instituto de la Mujer, cuenta con diferentes convocatorias de ayudas que suman 175.000 euros con las que está impulsando un cambio de mentalidad con la implicación de todos los agentes sociales. Estas convocatorias son los Planes de Igualdad, Corresponsabilidad y Conciliación para empresas, el Distintivo de Excelencia Empresarial de Igualdad, los Planes Estratégicos de Igualdad para municipios o las subvenciones para erradicar la brecha de género.

A éstas, hay que sumar la convocatoria de Promoción de Valores Igualitarios a la que la Consejería de Igualdad destina 600.000 euros. También destacan los casi 400 Planes de Igualdad que se desarrollaron el año pasado en los centros escolares de la región. “En definitiva, lo que pretendemos es, por un lado, cambiar la mentalidad desde abajo, con nuestros hijos e hijas, y por otro impulsar un cambio de mentalidad en las empresas con la ayuda de los agentes sociales”, ha concluido la consejera en este punto.

En materia educativa, Fernández ha destacado las 20.500 plazas públicas en escuelas infantiles de la región a lo que el Gobierno regional destina 3 millones de euros que permiten financiar el 66 por ciento de las mismas. A ello ha sumado la acción de las llamadas ‘Escuelas de Familia’, en la que se implican tanto las familias como las plantillas docentes.

Por su parte, la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas cuenta con el ‘Plan Concilia’, acordado con los agentes sociales, que hasta este momento ha favorecido en torno a 70.000 licencias, permisos, excedencias o reducciones de jornada para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar.

En el ámbito del Bienestar Social, las políticas del Gobierno de Castilla-La Mancha atienden a 22.000 personas mayores gracias al Servicio de Ayuda a Domicilio en el que se invierten más de 40 millones de euros; hay más de 2.000 plazas en estancias diurnas financiadas directamente; 28.000 personas atendidas en los más de 400 centros sociosanitarios con plazas públicas y otras 4.500 plazas dentro del programa Sepap-Mejórate.

“En total – ha subrayado la consejera – tenemos un presupuesto global de 447 millones de euros con el que atendemos a 56.500 personas, solo a través de estas cuatro acciones de Bienestar Social, lo que da cuenta del esfuerzo tan importante que hacemos por el bienestar de las personas y porque las familias puedan conciliar”.

Para finalizar esta área, la consejera ha citado otros programas como el Apoyarte, que beneficia a 158 familias con dificultades, las Aulas de Familia para favorecer la coparentalidad o los programas de conciliación en el ámbito de la discapacidad que cuenta con más 1.100 plazas.

“En definitiva, con todos estos servicios, 77.100 familias se benefician de estos programas servicios y recursos financiados con fondos públicos, a lo que habría que sumar las más de 100.000 personas que acuden a los centros de mayores que tenemos en la región y los más de 70.000 permisos, licencias y excedencias que se otorgan desde la administración regional. Es decir, hacemos un esfuerzo muy importante para favorecer la vida personal, laboral y familiar”, ha concluido la consejera.

Medidas COVID-19

Con motivo de la situación provocada por la pandemia, y para dar respuesta a la situación de las familias, la consejera ha explicado las medidas contempladas en el Acuerdo Político para la Recuperación de Castilla-La Mancha, firmado con el Grupo Político de Ciudadanos y el del Partido Socialista.

La primera, los 80 millones de euros destinados para personas autónomas y micropymes, “cantidad que no tiene parangón en otras comunidades autónomas, ni por alcance ni por presupuesto, ya que hemos llegado a 41.400 personas autónomas y micropymes, además de ser una ayuda dada sin prácticamente condiciones, por orden de entrada y toda aquella persona que cumplía los requisitos”.

Estas ayudas son de 1.500 euros para personas autónomas y entre 2.200 y 3.000 para micropymes, que han podido dedicar este dinero a cualquier necesidad, entre ellas la conciliación. “Lo que quisimos fue que esta medida fuera ágil y entrara directamente en la economía doméstica de miles de familia de Castilla-La Mancha”, ha dicho Fernández.

Además, hay que sumar una línea de conciliación, establecida en el Acuerdo para conciliar la vida laboral y familiar de las personas trabajadoras cuya finalidad es amortiguar la pérdida de poder adquisitivo, en caso de reducción de jornada mediante una ayuda de hasta 500 euros, o bien mediante la posibilidad de contratar una persona cuidadora para lo que la Junta torga una ayuda de entre 100 y 700 euros. A esta línea, el Gobierno regional destina 1 millón de euros ampliable a 400.000 euros más.

Para finalizar, la consejera de Igualdad y Portavoz ha avanzado que se está ultimando junto a los agentes sindicales otra de las medidas incluida en el Acuerdo Político para la Recuperación de Castilla-La Mancha, que es la convocatoria de ayudas para favorecer el teletrabajo. El objetivo, ha incidido la consejera, es que esta orden salga adelante adaptándose lo más fielmente a la realidad y logrando que sea eficiente.

 
Comparte esta noticia: