Los 15 pueblos de la Zona Básica de Salud de Huete piden al Sescam que solucione ya el problema del helipuertoDesde el año 2013 el Ayuntamiento de Huete lleva trabajando y reclamando las actuaciones necesarias para que el helipuerto de la localidad tenga uso nocturno.

Los pueblos de la zona que dependen del centro de salud de Huete son Bonilla, Caracenilla, Castillejo del Romeral, Garcinarro, Jabalera, La Langa, Mazarulleque, Moncalvillo de Huete, Valdecolmenas de Abajo, Valdecolmenas de Arriba, Valdemoro del Rey, Vellisca, Verdelpino de Huete, y Villarejo de la Peñuela. Todos ellos quieren, a través de sus representantes, que el helipuerto de Huete tenga uso nocturno y así evitar perder tiempo en el transporte sanitario en caso de emergencias, como ya ha pasado en alguna ocasión.

Hace más de 15 años que el helipuerto de Huete se construyó en la salida a la carretera CM-2019 que va a Cuenca. Poco después de su construcción, la línea de alta tensión que llega a la ciudad desde la subestación de Olmeda de la Cuesta, se hizo pasar justo al lado del helipuerto, con el visto bueno de todas las administraciones incluida la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, impidiendo que el helipuerto pueda ser utilizado por la noche por el peligro que entrañan esos cables para el aterrizaje o despegue a tan solo 52 metros de distancia (menos de la distancia permitida).

Además, y no menos importante, por este motivo el actual helipuerto sólo tiene una entrada y salida posible, lo que limita su uso en caso de que el tiempo esté inestable con corrientes de aire. Sin embargo, en el sitio propuesto por el Ayuntamiento se tendría la opción de dos salidas y entradas, que haría posible su uso siempre, porque se podría aterrizar y despegar con corrientes de aire en cualquier dirección.

Tal y como recuerda la concejal de asuntos sociales, Gloria Serrano, en el año 2013 se empezaron a realizar las gestiones para solucionarlo, y a principios de 2015 los técnicos del SESCAM dieron el visto bueno a la construcción de un nuevo helipuerto en terrenos municipales que cedería el Ayuntamiento al lado del cementerio.

En 2017, y ante la pasividad del gobierno regional, el Ayuntamiento de Huete presenta a la Junta de Comunidades cerca de 3.000 firmas solicitando que se solucione. Desde ese momento, las peticiones del Ayuntamiento por escrito y verbales han sido cuantiosas, sin recibir ninguna contestación desde la reunión mantenida por el anterior alcalde y la concejal de servicios sociales con la delegada provincial de sanidad.

Desde el Ayuntamiento se ha realizado un pequeño estudio y se ha consultado con la compañía eléctrica para conocer la viabilidad y el coste del soterramiento de los cables de alta tensión en la zona del helipuerto actual, y contestan que es un proyecto inviable. La línea de la compañía de Huete es un doble circuito de 66 KV, y de 20 KV, y por otra parte está la línea de Unión Fenosa de 15 KV. Habría que sustituir apoyos de la línea de 66 KV, ya que los actuales no soportarían la tensión resultante de 2 entronques aéreo subterráneos. El coste sería elevadísimo. La opción del desvío del trazado de las líneas también sería muy costosa.

Con esta información, y con la que ya se conocía, la mejor solución sería la construcción de un nuevo helipuerto en terrenos municipales, una petición que se abordó en el año 2014 poniendo el Ayuntamiento a disposición del SESCAM los terrenos contiguos al cementerio y que reúne, según el visto bueno de los técnicos de la Junta, las condiciones óptimas para aterrizaje nocturno y diurno.

La concejal ha apelado a lo más importante cuando se trata de que este tipo de recursos estén operativos, “el tiempo puede ser determinante a la hora de atender a un paciente. En más de una ocasión se han tenido que desplazar al helipuerto de Carrascosa del Campo, con la demora que esto conlleva y el añadido de que se ausenta el personal sanitario de nuestra zona durante ese traslado”, explica la edil optense.

 
Comparte esta noticia: