El presidente de la Diputación Provincial de Guadalajara, José Manuel Latre, ha asistido este sábado en Humanes a la tradicional procesión de la Virgen de Peñahora, conocida como la Procesión del Fuego, declarada de Interés Turístico Regional. Junto a la alcaldesa María Isabel Serrano y miembros de la Corporación municipal, así como otras autoridades, Latre ha realizado el recorrido hasta la iglesia parroquial. El presidente ha resaltado el apoyo de la Diputación a estas celebraciones declaradas de Interés Turístico y ha incidido en que “nuestro apoyo hoy aquí no es solo presencial sino también económico” ha dicho anunciando la próxima resolución de nuevas ayudas para todas estas fiestas que cuentan con esta declaración, incluida la de Humanes.

foto-diputacion-1-procesion-fuego-humanesDe esta forma, la Diputación destinará este año 60.000 euros que se distribuirán en 30.000 euros para ayuntamientos y 30.000 euros para asociaciones que se encargan de organizar las diferentes celebraciones y cuya resolución se aprobará próximamente. Del mismo modo, las máquinas de la Diputación han contribuido a adecentar algunos de los caminos por los que discurre esta procesión, tal y como comentó el diputado delegado de Centros Comarcales, Octavio Contreras, también presente en la Procesión.

Sobre la Procesión del Fuego

La procesión comienza al atardecer en la ermita de la Virgen de Peñahora, situada en un bello paraje a orillas del río Sorbe, para llegar a la Iglesia Parroquial de San Esteban (siglo XVI) cuando ya ha anochecido por completo. Se trata de un trayecto de más de dos kilómetros y, durante todo ese recorrido, a ambos lados del camino, justo en el momento del paso de la Virgen, se prenden rastrojos y montones de paja, se queman castillos de fuegos artificiales y los vecinos portan antorchas, conformando un enorme espectáculo lleno de espectacularidad y devoción.