La Asociación Cultural Lago de Bolarque y el Ayuntamiento de Almonacid de Zorita han celebrado este fin de semana las Jornadas Taurinas que organizan con gran éxito de participación, público y contenido unos días antes de las fiestas patronales en honor a la Virgen de la Luz.

XVJornadas2El evento ha cumplido su decimoquinta edición, número redondo que le confería un matíz especial.  En la mesa de ponentes, presentados por la alcaldesa de Almonacid, Elena Gordon, se dieron cita, como correspondía a la efeméride, una terna excepcional: el almorcileño Pedro Antonio Cañadillas, “sólo mejor persona que aficionado taurino y gran valedor de las jornadas”, valora la regidora, Tomás García-Aranda, vicepresidente de las peñas taurinas de Sonseca, en Toledo, y de Los Cabales, en Madrid, que hizo las veces de moderador; y Federico Arnás, periodista, director y presentador del programa ‘Tendido Cero’ de Televisión Española, a quien la organización había invitado, además de por su sapiencia tauromáquica, también por otras dos efemérides, puesto que el programa cumple sus primeros 30 años de vida en 2016, y está a punto de llegar a la emisión 1.500.

El salón de actos del Casón Cultural de los Condes de Saceda se llenó para la ocasión de numerosos aficionados, con edades variopintas, almorcileños y llegados desde localidades vecinas, tanto de la provincia de Guadalajara como del valle del Tajuña madrileño. Abrió plaza Pedro Antonio Cañadillas, principal valedor de las Jornadas desde su primera edición, con un emotivo discurso en el que, además de dejar patente, una vez más, su enorme afición, que mantiene a pesar de su invidencia, introdujo a los otros dos intervinientes. Cañadillas, modesto, restaba importancia a su labor, que en realidad ha sido la que ha consolidado en el tiempo las Jornadas. “Simplemente, me gusta que en mi pueblo haya afición. Ese ha sido mi propósito desde los comienzos. Para mi es un orgullo que se llene el salón, y además con gente joven, y que antes de terminar cada edición, nos pidan la siguiente. Mi conclusión de estas Jornadas es que ir a los toros es la mejor manera de salvar la tauromaquia. Los antitaurinos tienen poder, pero nosotros también”, valoraba.

En este mismo sentido se expresaba Tomás García-Aranda. “Con estos actos demostramos que la fiesta de los toros sigue viva, y más aún en Castilla-La Mancha, donde hay una gran afición. Jornadas como la de Almonacid son importantísimas, porque falta mucho conocimiento sobre el mundo taurino. Si lo hubiera, probablemente habría menos antitaurinos”.

Federico Arnás se condujo en Almonacid como hace en la pequeña pantalla cada sábado, haciendo gala de su larguísima sapiencia taurina y de un verbo fluido. Lo empleó siempre con propiedad y sin pelos en la lengua, por lo  que se llevó, al finalizar la tertulia, la ovación de la mañana.

Arnas afirmó que tenía ganas de conocer a Almonacid de Zorita, “gracias a Pedro Antonio, tremendo aficionado, que me había metido el gusanillo”. Para el presentador de ‘Tendido Cero’ fue “un auténtico placer” compartir la jornada con todos los vecinos de Almonacid que pusieron sobre el tapete “una gran frescura, sinceridad y conocimiento a la hora de hablar de toros”. El periodista destacó la amplia horquilla de edad de los aficionados que se acercaron a escuchar y participar en las Jornadas, “desde algunos muy jovenes, que nos escuchaban atentos, hasta los más veteranos, con mucha experiencia”. Ese crisol le añadió atractivos al evento “con preguntas muy interesantes, nada tópicas, que nos han permitido tocar algunos puntos clave de la tauromaquia”, destacó el periodista.

Naturalmente, también habló Arnas sobre ‘Tendido Cero’, el programa de toros que emite cada sábado Televisión Española, al que definió como “una ventana abierta al rito maravilloso de la tauromaquia”. ‘Tendido Cero’ ha ido creciendo, al tiempo que a la información taurina en otros medios le ocurría lo contrario. “Se ha logrado con mucho trabajo de un equipo comprometido de personas, diciendo las cosas como son, peleando con las circunstancias políticas y con reducciones presupuestarias. Somos un programa pequeño en una televisión muy grande. La fidelidad de la gente, el respaldo de la audiencia, no solo en España, también en el mundo entero, nos han permitido mantener esa ventana abierta cada sábado”, valoró el periodista.

También se refirió Arnás a su profesión: “La información taurina es una gran escuela de periodismo, en primer lugar por  la riqueza y la precisión de su lenguaje, aunque se haya deteriorado en parte, o mejor dicho, haya sufrido una cierta contaminación. Conviene recordar que la jerga taurina está en nuestras vidas, y que, mal que les pese, la utilizan hasta los antitaurinos. El buen castellano siempre ha sido una herramienta fundamental en la descripción de la tauromaquia. El toreo está lleno de matices, de sentimientos. Los abanicos de la emoción, de la estética y del riesgo son amplios, y precisamente por eso hay un leguaje taurino, me atrevería a decir que casi tan amplio como esos sentimientos, para expresarlos. Sencillamente, es impresionante. Por otra parte, el periodista taurino debe cultivar todos los géneros: reportaje, entrevista, artículo y crónica y crítica, que no son lo mismo. Además, el mundo del toro, a veces hermético, obliga al informador a buscar fuentes donde no es sencillo encontrarlas, por no ser habituales los gabinetes de comunicación, entre otras cosas. Hacer información taurina le da al periodista una pátina muy interesante”. Naturalmente, alguien le preguntó, “¿qué son los toros?”. A lo que Arnas respondió: “Una filosofía de vida”. “¿Lo dejamos así?” Repreguntaron. “¿Te parece poco?”, terminó.

Al final de la tertulia, y después de que los ponentes alumbraran con la luz de su enriquecedora conversación muchos aspectos de la actualidad taurina, como los medios de comunicación y los toros, la muerte de Víctor Barrio, las empresas y la necesaria renovación, José Tomás, o la próxima feria de Almonacid, daba comienzo el tercio de la afición, que animó la charla con preguntas y reflexiones interesantes que fueron todas atendidas desde la mesa.

Para concluir el acto, José Carlos Tamayo, presidente de una de las entidades organizadoras, la Asociación Lago de Bolarque, hizo entrega de los premios taurinos de las Jornadas, empezando por los diplomas de agradecimiento por su participación en el acto a Federico Arnás, Pedro Antonio Cañadillas y Tomás Gómez-Aranda. La alcaldesa de Almonacid de Zorita, Elena Gordon, recibió un diploma de agradecimiento por la colaboración del Consistorio en la actividad; Justo López-Rosado y Tomás Polo lo recibieron por su presencia continuada en las actividades de la Asociación y en las Jornadas Taurinas. La almorcileña Luisa Morago recibió el premio especial ‘a los mejores aficionados’. Por último, el programa de televisión ‘Tendido Cero’ recibió el premio reconocimiento de Almonacid Las mieles del éxito taurino  por sus 30 años de permanencia en antena.